Le amputaron las piernas y le extirparon el útero por error del IMSS

La queja de la CNDH indica que la paciente fue diagnosticada sin que le hicieran pruebas de laboratorio, en el IMSS.
Le amputaron las piernas y le extirparon el útero por error del IMSS Le amputaron las piernas y le extirparon el útero por error del IMSS Le amputaron las piernas y le extirparon el útero por error del IMSS

La queja de la CNDH indica que la paciente fue diagnosticada sin que le hicieran pruebas de laboratorio, en el IMSS.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tendrá que indemnizar a una mujer a la que le tuvieron que amputar las piernas y someterla a una histerectomía por un mal tratamiento y seguimiento inadecuado a un DIU traslocado en dos de sus unidades hospitalarias.

Leer además: Policía capitalina recupera inmueble de CNDH en el Centro Histórico

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación dirigida a Zoé Robledo; director del IMSS, por un caso de mala praxis médica de la que fue víctima una paciente de 27 años.

¿Cómo sucedieron los hechos?

El caso se remonta al 2018, cuando la joven mencionada acudió a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 9, en Querétaro, para retirarse un dispositivo intrauterino (DIU); un pequeño dispositivo en forma de T que es utilizado como método anticonceptivo.

El DIU estaba traslocado, es decir, que fue colocado en una posición inadecuada. Esto le provocó a la paciente una infección generalizada, seguido por un paro cardiaco con 30 minutos de reanimación asistida.

Leer también: Otorga IMSS en linea incapacidad por COVID a trabajadores contagiados

El comunicado de la CNDH añadió que la joven sufrió un choque séptico, afección que derivó en la extirpación del útero, un ovario y la amputación de ambas piernas.

A lo largo del proceso, personal médico de la UMF 9 y del Hospital General Regional 1 hacían diagnósticos sin hacer los estudios de laboratorio pertinentes.

La CNDH pidió el director Robledo que “proceda con la inmediata reparación del daño, incluyendo el pago de una compensación económica suficiente, se procure a la víctima el acceso a programas sociales que le brinden oportunidades de desarrollo y se le otorguen becas en favor de dos familiares directamente afectados”.