Cosas que seguramente no sabías del pozole

El pozole es un platillo tradicional mexicano muy popular en la fiestas patrias, pero seguramente hay cosas que no sabes de este platillo.
Cosas que seguramente no sabías del pozole Cosas que seguramente no sabías del pozole Cosas que seguramente no sabías del pozole

El pozole es un platillo tradicional mexicano muy popular en la noche del grito, su preparación varía dependiendo a la región, pero seguramente hay cosas que no sabías del pozole.

Según el náhuatl el pozole proviene del termino pozolli, de tlapozonalli, ‘hervido’ o ‘espumoso’. En América del Sur existe un plato con el cual guarda parecido, llamado patasca.

¿Qué es el pozole mexicano?

Generalmente el pozole es una sopa hecha a base de granos de maíz nixtamalizados, al que se agregan carnes, verduras y especias muy variadas según la región.

¿Cuál es el origen del pozole?

En el Códice Florentino de Bernardino de Sahagún, el pozole se menciona como un platillo hecho para ser consumido en ocasiones muy especiales.

En épocas precolombinas se realizaba a base de la carne de un animal que los aborígenes criaban como fuente cárnica acompañado de una salsa a base de maíz llamada sulitl.​

¿El pozole se hacia de carne humana?

Los antropólogos señalan que en el México prehispánico, tras los sacrificios rituales en los que se ofrecían los corazones de la víctima a las deidades, el resto del cuerpo se cocía con maíz y era repartido entre todos los participantes en una especie de acto de comunión o sólo entre determinados sacerdotes.

Según las investigaciones de la cocina de carne humana que recogieron los frailes españoles durante su labor evangelizadora tras la conquista, que señalan que esta nunca se comía asada y que era habitual añadirla al pozole.

Según el testimonio de uno de estos frailes, la carne humana «sabía como la del cerdo», de ahí que, tras ser prohibido su consumo durante la cristianización de los indígenas, fuera sustituida por el puerco.

¿Cuántos tipos de pozole hay?

En México hay una gran variedad de tipos de pozole, dependiendo de las diferentes tradiciones gastronómicas del país, los cuales se pueden agrupar en dos tipos:

  • Los blancos. Se distinguen porque su base es la sopa de maíz y carne, a la cual el comensal puede agregar una gran variedad de condimentos, como salsas rojas salsas verdes con base en el tomate.
  • Los condimentados. este se caracteriza por ser sazonado durante la cocción, por lo que el plato se presenta con un color característico, rojo o verde, dependiendo de los ingredientes.

¿Qué se le puede poner al Pozole?

Lo que se le pone al pozole es en general a gusto de comenzar, en ambos casos se le pueden agregar, lechuga finamente rebanada, cebolla finamente picada, col, crema al gusto, orégano molido, jugo de limón, rodajas de rábano, aguacate, queso fresco, chicharrón y salsa o polvo de chile.

Esos ingredientes, por regla general, se colocan en la mesa antes de la comida, para que cada comensal se sirva según la cantidad que desee, y para acompañarlo es tradicional el uso de tostadas de tortilla de maíz con media crema.

¿Qué tan saludable es el pozole?

El pozole es un platillo completo y balanceado, que por sus ingredientes es rico en fibra, vitaminas y minerales (Vitamina A, C, E, niacina, calcio, hierro, yodo, potasio y magnesio)

El IMSS Delegación Estado de México Poniente, explicó que un tazón de pozole de 300 mililitros aporta:

  • 240 calorías,
  • 13 gramos de proteínas,
  • 5 gramos de grasa y
  • 34 gramos de carbohidratos.

Incluir verdura al gusto (lechuga, rábanos, cebolla) además de chile o limón moderadamente, puede favorecer la buena digestión, incluso si se acompaña de aguacate (100 gramos) contribuye a reducir colesterol, glucosa, tensión nerviosa, depresión y mejora la circulación sanguínea.