Tras ser golpeado en la escuela, Alex lucha por su vida

A sus escasos 11 años, Alex se encuentra postrado en una cama luchando por su vida, no puede hablar y tampoco puede comer.
Tras ser golpeado en la escuela, Alex lucha por su vida Tras ser golpeado en la escuela, Alex lucha por su vida Tras ser golpeado en la escuela, Alex lucha por su vida

A sus escasos 11 años, Alex lucha por su vida, se encuentra postrado en una cama; no puede hablar y tampoco puede comer.

Hace tres años uno de sus compañeros de la escuela lo golpeó con una silla en la cabeza, ahora las secuelas lo mantienen luchando por su vida.

Beatriz, madre del pequeño, relata que en junio de 2019, Alex cursaba el segundo año de primaria en la escuela Lázaro Cárdenas, en Zinacantepec.

Un compañero golpeó a Alex con la silla; sin embargo, el niño no contó lo ocurrido.

“Fueron sus compañeros quienes me comentaron fue que un compañero de su salón que le dio un golpe con la silla”.

Aquel día, Alex no dijo nada a la familia. Regresó de la escuela y se fue a dormir.

Poco a poco Alex empezó a sentir dolores en manos y pies, por lo que Beatriz acudió a la escuela para que las autoridades educativas se hicieran responsables.

En la escuela, Beatriz habló con la maestra, la cuál reconoció que Alex sí sufrió un golpe, pero que fue jugando y que no le había dolido.

“Comentó que estaban jugando y que por eso le había pegado, pero no era nada grave.”

Ante esto, la madre se dirigió con el director para exponerle la situación, pero éste se negó a responder.

El director de dicha escuela dijo que para él no era seguro que el golpe lo recibió en las aulas.

“Me dijo que a él no le constaba que había sido en la escuela”, relató la madre.

Ahí comenzó la pesadilla para Alex y su familia familia, pues, el pequeño comenzó a presentar parálisis en la mitad del cuerpo.

Lo llevaron con diferentes médicos y nadie le pudo dar un diagnóstico concreto, mientras que el niño iba perdiendo funciones motrices hasta no poder pararse de la cama y tampoco digerir los alimentos.

“Últimamente se fue el habla y se le paralizó la otra mitad de su cuerpo”.

El DIF de Zinacantepec comenzó a ayudar a la familia y llevaron a Alex al Hospital del Niño, donde no les dieron buenas noticias.

“Me dijeron que mi niño tenía esclerosis múltiple y que se iba a quedar en estado vegetativo”.

Noemí Hernández, presidenta del DIF Zinacantepec, ayudó a la familia para llevar a Alex a la Ciudad de México con un traumatólogo y que éste les diera una segunda opinión, especialista que les dio un diagnóstico más detallado, en el cual refirió que el niño presenta un coágulo de sangre en el cerebro.

“Nos dijo que tiene un coágulo de sangre en un lado del cerebro y, del otro, una mancha que es liquido de hueso”.

Alex está en vías de iniciar su tratamiento, pero hay dos complicaciones:

  • En primero lugar porque para los estudios es necesario que suba de peso y para ello requiere una sonda
  • Y en segundo lugar, la familia no cuenta con recursos suficientes para comprar la sonda y pagar el tratamiento.

Por ello buscan ayuda y proporciona la señora Beatriz el teléfono 7228038402 para que si alguien desea ayudar a Alex, se ponga en contacto con ella.

Carlos Martínez