Las personas que ingieren este líquido vital aumentan su desempeño mental y reducen el riesgo de contraer enfermedades

Durante la época de calor es fundamental mantenerse bien hidratado, por lo que la mejor manera es a través del consumo diario de agua natural, así lo señaló la licenciada Nadia Romy Santana Ramos, nutrióloga clínica adscrita al Hospital General Regional (HGR) No. 220 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Estado de México Poniente.

Entre las cualidades más importantes del consumo de agua destacan la hidratación del organismo, el proceso de absorción en el cuerpo y participación en todas las relaciones bioquímicas necesarias para la vida.

Asimismo, ayuda al organismo a mantener un equilibrio interno, contribuye a la excreción constante de desechos, asiste a la fibra dietética para que realice funciones fisiológicas de vital impacto en el estado de salud.

Para prevenir una posible deshidratación durante esta temporada de calor, se deben consumir por lo menos ocho vasos, lo que equivale a dos litros diarios de este vital líquido.

La ausencia del consumo de agua natural puede ocasionar diversas afectaciones, como dolor de cabeza, fatiga, cambios de humor, calambres, dolores musculares, adormecimiento de extremidades, alteraciones visuales y malestares que se acentúan con el incremento de la temperatura ambiental.

La especialista del IMSS Estado de México Poniente también destacó que la adecuada hidratación se refleja en todos los aspectos de la vida, incluso en el ambiente social, debido a que las personas que ingieren agua natural elevan su desempeño mental, reducen el riesgo de contraer enfermedades, mejoran su estado de ánimo y, por consecuencia, las relaciones sociales en los ambientes en que se desenvuelven, lo cual propicia una sensación de bienestar integral.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook