Los estados que presentaron un aumento anual en porcentaje de población que no pudo adquirir la canasta básica son Quintana Roo, Tabasco, Ciudad de México y Baja California Sur.

En los últimos tres meses de 2020 aumentó el porcentaje de los trabajadores en pobreza que no pudo comprar la totalidad de la canasta alimentaria con su ingreso, lo que se denomina pobreza laboral.

Así lo reveló el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza que elabora el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval)con base en encuestas de INEGI.

El Índice reveló que en el último trimestre de 2019, el 37.3% de la población en pobreza no pudo adquirir la canasta básica alimentaria con su ingreso laboral.

Un año después, de octubre a diciembre de 2020, ese porcentaje subió 3.4 puntos porcentuales para alcanzar al 40.7% de la población en pobreza.

Esto se debió principalmente a una baja del 2.5% en el ingreso laboral real de las personas en pobreza derivado de la pandemia.

Y es que en el cuarto trimestre de 2020 el ingreso laboral real de los trabajadores a nivel nacional fue de 1,773.43 pesos, monto inferior al registrado un año antes de 1, 819.55 pesos.

El Índice reveló, además, que en el último trimestre de 2020 bajó el número de trabajadores con acceso a servicios de salud que recibían, por prestación laboral, principalmente por desempleo en restaurantes, hoteles, servicios y en el sector de la construcción.

Estos resultados se vieron reflejados en un incremento de la pobreza laboral en 24 de las 32 entidades federativas.

Los estados que presentaron un aumento anual en porcentaje de población que no pudo adquirir la canasta básica con el ingreso producto de su trabajo fueron Quintana Roo, Tabasco, Ciudad de México y Baja California Sur.

En contraste, las entidades que presentaron una disminución fueron: Oaxaca, Nayarit, Guerrero, Morelos y Zacatecas.

Con información de Guadalupe Flores

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook