Los artesanos de Metepec son orgullo del municipio: Fernando Flores

Los artesanos de Metepec, ahora cuentan con un padrón que les brindará apoyos e identidad por parte del ayuntamiento.
Los artesanos de Metepec son orgullo del municipio: Fernando Flores Los artesanos de Metepec son orgullo del municipio: Fernando Flores Los artesanos de Metepec son orgullo del municipio: Fernando Flores

El alcalde de Metepec, Fernando Flores Fernández se reunió con cientos de artesanos metepequenses.

“Las manos mágicas de los artesanos de Metepec son orgullo del municipio; su talento, personalidad y obras de arte, son la ventana al mundo” comentó

Los artesanos de Metepec son orgullo del municipio: Fernando Flores

En reconocimiento a los maestros del arte popular y para estar más cerca y seguir brindándoles apoyos, este año se realizó, por primera vez, la credencialización de más de 500 artesanos, favoreciendo la identidad y el acompañamiento permanente del alcalde Fernando Flores Fernández y del ayuntamiento.

¿Qué significa Metepec?

Metepec (en náhuatlMetepec; en otomíNtaguada y en matlatzincaNepinta Tuji) es una ciudad mexicana del Estado de México. Se encuentra ubicada cerca de la zona de Santa Fe (Cuajimalpa de Morelos) y colindante de la ciudad de Toluca de Lerdo. En 2020 había un total de 30 203 habitantes en la ciudad de Metepec.

¿Dónde está Metepec?

La ciudad de Metepec, es la cabecera municipal y la 2.ª localidad más poblada del municipio, solo después de San Salvador Tizatlalli. Se ubica entre las coordenadas 19°15’07.1″N 99°36’17.4″O, con una altitud promedio de 2623 msnm, siendo el cerro del calvario la elevación principal con 2670 msnm. A una distancia de 7 kilómetros de la ciudad de Toluca y 54 kilómetros de la Ciudad de México.

La ciudad está dividida en seis barrios.

  • Coaxustenco
  • San Mateo
  • Santa Cruz
  • Espíritu Santo
  • San Miguel
  • Santiaguito
Leyenda de la Tlanchana

La leyenda de la Tlanchana

Según las tradiciones, esta zona lacustre estaba regida por una extraña reina, mitad mujer y mitad serpiente acuática. Se decía que detrás de los tules y hierbas de la laguna, sobre un islote podía verse a una hermosa mujer desnuda ataviada con corona y collares y sartas de peces, acociles y ajolotes en la cintura. 

Poseía un temperamento posesivo, voluble y vengativo; si estaba contenta su cola era la de una serpiente negra, y permitía a los pescadores obtener abundante pesca con sus redes. Cuando se enamoraba de algún humano podía convertir su cola en piernas y salir a tierra a buscarlo; si un hombre no atendía su melodioso llamado utilizaba la cola de serpiente para rodearlo y arrastrarlo al fondo de sus dominios hasta que lo ahogaba. Con el paso de los siglos las lagunas se secaron. 

La nueva religión cambió las pequeñas comunidades agrícolas y pesqueras. Pero el canto de la ancestral sirena todavía cautiva a los investigadores, artistas y pueblo en general, y a principios de los años 90 del siglo pasado se decidió instalar a La Tlanchana en un lugar principal del parque Juárez