Anestesista Giovanni Quintella abusó sexualmente de una mujer durante su cesárea, ya fué detenido

Anestesista Giovanni Quintella abusó sexualmente de mujer durante su cesárea, fué grabada en video, siendo detenido ya con dichas pruebas.
Anestesista Giovanni Quintella abusó sexualmente de una mujer durante su cesárea, ya fué detenido Anestesista Giovanni Quintella abusó sexualmente de una mujer durante su cesárea, ya fué detenido Anestesista Giovanni Quintella abusó sexualmente de una mujer durante su cesárea, ya fué detenido

La detención de un anestesista brasileño Giovanni Quintella, que abusó sexualmente de una mujer, tras ser grabado introduciendo su pene en la boca de una embarazada a la que realizaban una cesárea ha generado una oleada de repudio en Brasil, mientras que algunas de las pacientes del médico sospechan que pudieron ser víctimas del mismo horror.

Thamires Souza Reis da Silva Ribeiro, de 23 años, fue atendida el 5 de julio por Giovanni Quintella Bezerra –de 32 años, y que ya se encuentra en prisión– cuando fue al Hospital de la Mujer Heloneida Studart a dar a luz a sus gemelos. Uno de los bebés nació de manera natural, pero con el segundo tuvieron que hacerle una cesárea de urgencia.

Leer además: Detenido sujeto por secuestro y abuso sexual de niña de 14 años en Coacalco, la contactó por Facebook

En declaraciones a O Globo, la joven explicó que la sedaron tanto que no pudo presenciar el parto ni conocer a su hijo, que nació prematuro y falleció al día siguiente. Su familia afirma que cuando Thamires salió de la sala de parto tenía en la cara manchas blancas, y ahora creen que podían ser restos de semen de Giovanni.

Me di cuenta cuando llegó al cuatro que tenía algunas manchas, no sabía de qué eran. La cara de mi hija estaba pegajosa y brillante (…) Incluso pensé que era un medicamento que le habían puesto en la cara“, relató la madre de Thamires, que estaba tan dopada que solo despertó al día siguiente de la operación.

Wagner Pena Sarmento, de 39 años y marido de la joven, contó que Bezerra le obligó a salir de la sala. “Él no alegó nada (…) no discutí porque pensaba que era un procedimiento normal“, explicó.

Cuando vieron las noticias del anestesista y de cómo abusó sexualmente de otras víctimas, entendieron que Thamires había sido víctima de una violación. La familia ya ha presentado una denuncia.

Giovanni Quintella abusador “Nunca había visto algo así”

La comisaria encargada del caso, Bárbara Lomba, dijo estar horrorizada por lo que la investigación está desvelando. “Nunca había visto algo así. Tengo 21 años de experiencia en la Policía y estamos acostumbrados a atrocidades y todo tipo de violencia“, aseveró.

El caso se destapó cuando las enfermeras del equipo de Bezerra empezaron a desconfiar de la cantidad de sedante que aplicaba en las gestantes y de la manera en la que se movía detrás de la sábana que separaba al anestesista del resto de sus compañeros. El anestesista también pedía a las parejas que salieran de la sala de parto.

Decidieron ocultar una cámara en un armario. En la grabación se muestra a Bezerra, a menos de un metro de sus colegas, abusando sexualmente de la paciente. Al terminar, limpia a la víctima con un pañuelo para ocultar las huellas.

El anestesista ha sido imputado por violación (abuso sexual) de persona vulnerable, una pena que puede oscilar entre 8 y 15 años de prisión. El medio Metrópoles publicó el momento en el que los agentes le arrestaron y se lo llevaron esposado.

La Policía investiga ahora si abusó de otras dos embarazadas a las que atendió el mismo día en el que fue descubierto, o en otros procedimientos que realizó durante los dos meses que trabajó en el hospital.

“Vulnerables a todo tipo de violencia”

La espeluznante historia ha generado una rechazo total por parte de la sociedad en general, pero han sido muchas las mujeres que han alzado su voz.

Lo que pasó me revolvió porque siempre somos vulnerables a todo tipo de violencia, en cualquier momento“, comentó la actriz brasileña Juliana Paes.

Por su parte, la jueza del Tribunal de Justicia de Río de Janeiro Andrea Pachá dijo: “Fue necesario instalar una cámara para que el monstruo fuera captado violando a una mujer anestesiada para cesárea. Las sospechas y denuncias sin la imagen serían insuficientes y rápidamente descalificadas. ¿Cuánta violencia es necesaria para una investigación? ¡Repugnancia!”.

En un hospital de la mujer, no había acompañante en el parto; en un hospital de la mujer, un médico era un violador; en una hospital de la mujer, mujeres prepararon todo para poder atraparlo porque las denuncias no hubiesen tenido credibilidad; en un hospital de la mujer las mujeres son atacadas; en un hospital de la mujer …“, publicó la escritora Andréa Pachá.

La también escritora Aniella Franco, hermana de la concejala asesinada Marielle Franco, apuntó: “No podemos estar en universidades, caminar solas de noche y ni siquiera podemos dar a luz sin que nuestra vida y nuestro cuerpo sean invadidos“.