Hereda 8,3 millones de dólares, pero se niega a cumplir con la única condición

Hereda 8,3 millones de dólares, pero se niega a cumplir con el único condicionante que el padre le puso para recibirlos.
Hereda 8,3 millones de dólares, pero se niega a cumplir con la única condición Hereda 8,3 millones de dólares, pero se niega a cumplir con la única condición Hereda 8,3 millones de dólares, pero se niega a cumplir con la única condición

Clare Brown es la heredera de 12 millones de dólares australiano (unos 8,3 millones de dólares), pero se niega a cumplir con el único condicionante que el padre puso para recibirlos.

Mujer hereda millones de dólares pero con una condición

Si no trabaja, no cobra la herencia: lo intentó, pero no duró más de una hora como barista en Starbucks.
Antes de morir, un agente de Bolsa de Sidney dejó por escrito que sus familiares recibiran su herencia sólo si tienen trabajo.

Su hija argumenta que tiene un padecimiento físico que le impide trabajar.

La mujer australiana, incluso, ha recurrido a la Justicia de ese país para no estar obligada a cumplir con la condición que le impide tener acceso a la herencia.

¿Cuál es la condición que Brown no quiere cumplir?

El padre, antes de morir, firmó un testamento en el que aclara que su hija recibirá el dinero sólo si consigue un trabajo y lo sostiene en el tiempo.

Si no consiguiera un trabajo, el padre dejó por escrito que también podría recibir los millones si se ofrece como voluntaria en alguna organización de bien público.

Brown, que vive en Sidney, se presentó a la Justicia australiana con la idea de impugnar las condiciones del testamento porque no está dispuesta a cumplirlas.

Trastornos físicos dice, le impiden trabajar

La mujer argumenta trastornos físicos por lo que no puede cumplir con la condición impuesta por su padre: si no las cumple, no hereda nada.

Así es, Brown se presentó con un certificado médico que asegura que padece de TDAH. Las siglas del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad y que esto le imposibilita trabajar.

En una entrevista con el programa de los Estados Unidos “A Current Affair”, la mujer contó su situación y le rogó a sus familiares, en vivo por TV, que le entreguen los 8,3 millones de dólares que le corresponden según el reparto de bienes que se distribuyeron luego de la muerte del padre.

Quiero lo que me corresponde por derecho. Estoy sufriendo”, dijo ante las cámaras. Y apuntó: “¿Deben dejar de decir ‘consíguete un trabajo’? Porque eso no va a pasar”.

Hereda millones, pero con una condición

El padre de Clare amasó una fortuna en la bolsa de Sidney, pero al momento de dejar su herencia, decidió enseñarle el valor del dinero a sus familiares.

Es por eso que cuando su hija se independizó y fue a vivir sola, le dio una asignación de 500 dólares australianos por semana, un monto acotado para la familia, pero más de lo que gana un trabajador promedio.

Ante esto, Clare, argumentando que esa cifra no era suficiente, decidió pedir beneficios sociales del gobierno, lo que molestó a su padre.

Con el fallecimiento, la mujer asegura que está en una situación desesperante ya que no recibe los 500 dólares australianos mensuales y se sostiene económicamente gracias a lo que recibe de su pareja, Lauren. Ambas crían un hijo de un año.

Según la esposa de Claire, el TDAH le imposibilita hacer hasta tareas cotidianas y necesita recordatorios para casi todo.

Si bien el padecimiento es un problema para realizar tareas laborales, Clare lo intentó.

Trabajó a tiempo parcial para la compañía “Autism Australia” y como barista en Starbucks, pero sólo duró una hora.

La familia, por el contrario, dice que Clare usa su condición como excusa y que sus esfuerzos son “vergonzosos”.