Mujer es condenada a prisión por matar a su esposo que abusaba sexualmete de sus hijos

Mujer condenada a 11 años de prisión tras haber sido encontrada culpable del homicidio de su esposo, quien abusó sexualmente de sus hijos.
Mujer es condenada a prisión por matar a su esposo que abusaba sexualmete de sus hijos Mujer es condenada a prisión por matar a su esposo que abusaba sexualmete de sus hijos Mujer es condenada a prisión por matar a su esposo que abusaba sexualmete de sus hijos

Una mujer fue condenada a 11 años de prisión tras haber sido encontrada culpable del homicidio de su esposo, quien presuntamente había abusado sexualmente de sus hijos.

Mujer mata a su esposo por abusar sexualmente de sus hijos

Gilda Acosta Duarte de 50 años y de origen paraguayo, el 18 de febrero de 2019, se enteró que su esposo Alejandro Sánchez Escobar, de 28 años, había abusado sexualmente de sus dos hijos de 12 y 13 años respectivamente.

Lo confrontó y lo amenazó con denunciarlo ante las autoridades, pero el hombre “se río en su cara” y la llamó “loca“, pero nunca negó la acusación. La discusión se tornó violenta luego de que él quisiera tener relaciones sexuales con ella.

Empezamos a discutir por varias cosas. Forcejeamos y fue ahí que yo encontré la pesa que estaba haciendo de apoyo para la puerta y le doy un golpe en la cabeza y él me tira contra un mueble que teníamos, y bueno, no sé, saqué fuerzas de donde no tenía”, contó la mujer a medios locales.

La causa de muerte de Sánchez Escobar, también paraguayo, fue estrangulamiento con un lazo. El cráneo tenía 10 golpes, provocados por una pesa de 10 kilos y que lo dejaron atontado.

Actué como mamá y en ese momento me defendí de él y defendí a todos mis hijos”, dijo Acosta Duarte sobre el incidente ocurrido en Lomas de Zamora, al sur de Buenos Aires.

La mujer metió el cadáver en un ropero y lo tapó con cemento. Sin embargo, a los tres días del crimen fue a la policía y confesó: “Maté a mi pareja y lo puse en un ropero con cemento”.

A tres años del crimen, Gilda recibió finalmente una condena de 11 años de cárcel, tras ser encontrada culpable con atenuantes por el crimen de homicidio mediando circunstancias extraordinarias de atenuación.