Lo bueno, lo malo y lo peor del INE

Tras la consulta de la revocación de mandato, organizada por el INE el pasado domingo, queda claro que la fortaleza de la institución es incuestionable.
Lo bueno, lo malo y lo peor del INE Lo bueno, lo malo y lo peor del INE Lo bueno, lo malo y lo peor del INE

Lo Bueno:

Tras la consulta de la revocación de mandato, organizada por el INE el pasado domingo, queda claro que la fortaleza de la institución es incuestionable.

Pues al estar en constante ataque del poder ejecutivo y del partido del gobierno realizó un proceso, en calma y casi impecable.

El INE fue diseñado por los mexicanos tras años de tener en el poder un partido hegemónico, que tenia en su control TODO; tras la cuestionada elección de 1988, el PRI tuvo que ceder mucho para que la crisis política no se convirtiera en una crisis social.

Ahí encuentra el hoy INE sus orígenes, diseñado para evitar las acostumbradas transas del sistema, el instituto fue moldeado por los mexicanos para darnos seguridad electoral; pero sobre todo pudiera resistir la tentación de desaparecerlo desde el poder.

Lo malo:

Y es en este momento en el que el INE esta sacando su fortaleza; y en medio de la tormenta sigue realizando procesos transparentes, confiables y en paz.

Hoy MORENA está decidido a desaparecer una de las pocas instituciones autónomas que quedan; para poder tener mayor injerencia en los procesos electorales que vengan, en pocas palabras regresar a los años 70’s donde un partido controlaba todo.

Lo bueno, lo malo y lo peor del INE

Hoy más que nunca los ciudadanos debemos de cuidar esta institución; que si bien aún es perfectible y debe seguir evolucionado, con el pasar de los años.

Debe de sancionarse con mayor fuerza el uso de recursos públicos en las eleciones, la poca trasparencia en los recursos que usan los partidos y sobre todo, buscar esquemas para recalificar a los candidatos para que no tengan vínculos con el crimen organizado y que mentalmente sean estables para ejercer el cargo que buscan.

Lo peor:

En este momento México tiene en puerta varios procesos electorales locales y en dos años la elección presidencial, es momento de que sea fortalecido desde la legislatura, por los partidos, pero sobre todo desde la participación ciudadana.

Lo único que pudiera acabar con el INE sería desde la apatía social, del desinterés por los temas públicos, de la falta de información y la desinformación.

No es momento de atacar al INE, sino de fortalecerlo, si es que no queremos ver sangre en los procesos que están por venir.

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News