Buscar

¡Aguas! Amigas huelen flor sin saber que era tóxica; les provoca parálisis del sueño

Daniela Montes | 6 julio, 2021
¡Aguas! Amigas huelen flor sin saber que era tóxica; les provoca parálisis del sueño

Circula en redes sociales el video de una tiktoker e influencer musical, quien decidió grabarse con una hermosa flor que encontró en la calle, decidió juguetear un poco con ella y grabarse mientras se acercaba a olerla, sin saber de qué se trataba.

La joven narró en sus videos que después de olerla comenzó a sentirse un poco mal, de igual forma, ella y su grupo de amigos decidieron llegar al punto de encuentro donde iban a celebrar un cumpleaños pero que el malestar fue tan grave que tuvieron que retirarse de la fiesta; al llegar a la casa la chica se quedó dormida tal y como lo narró en su cuenta de Instagram.

La bloguera canadiense inhaló sin saber que era una flor tóxica que parecía tan bella e inocente y como consecuencia de esto, experimentó por primera vez en su vida una parálisis del sueño, es decir, la incapacidad temporal de moverse o hablar al dormirse o levantarse; mientras tu cerebro está despierto tu cuerpo sigue dormido e intentando reaccionar, creando una sensación terrible de parálisis e imágenes aterradoras.

A la mañana siguiente se levantó y fue cuando se dio cuenta que el inhalar el aroma de la flor fue la razón por la cual se había intoxicado, pues lo que inhaló fue floripondio, una flor también conocida como trompeta de ángel.

Según el portal especializado en ciencia, tecnología y salud «Sapiens», habitualmente las plantas tóxicas que más rodean en las ciudades son justamente las adelfas y la trompeta de ángel. Ambas pueden resultar nocivas para la salud, incluso mortales.

La razón por la que se siguen plantando en lugares públicos es debido a que son bonitas y no requieren de muchos cuidados. No obstante, se ignora que son muy peligrosas. “Las adelfas forman parte del paisaje habitual de jardines públicos y carreteras.

Sin embargo, su nivel de toxicidad es tan alto que tan solo 10 o 15 hojas bastarían para matar a un caballo.

Todas las partes de las adelfas, desde las raíces hasta las semillas, o el néctar, contienen toxinas capaces de provocar insuficiencias cardíacas tanto en personas como en animales. Incluso el humo que resulta de quemar esta planta es tóxico”.

Según la explicación de la revista, la trompeta de ángel es una planta fácil de reconocer por sus grandes flores en forma de campana, amarillas y colgantes.

“Contiene atropina y escopolamina, unas potentes drogas que actúan en el sistema central y por ello son muy peligrosas.

Además, la escopolamina se absorbe muy fácilmente a través de la piel y las membranas mucosas, por lo que se debe evitar tocar las flores”.

Justamente eso fue lo que ocurrió con esta flor y la joven, pues, aunque tenía un aroma muy agradable, resultó ser extremadamente venenosa.

Con información de Milenio

Compartir en:
  • Share en Facebook
  • Share en Twitter