La Procuraduría de Justicia de Hidalgo inició una carpeta de investigación por la muerte de una mujer que se encontraba en custodia de la policía municipal de Progreso Hidalgo y recluida en las galeras.

El pasado 9 de junio la mujer, Beatriz N, estuvo involucrada en un accidente vehicular, en el que participaron otras unidades.

De acuerdo a testigos que presenciaron el siniestro, la joven que conducía un vehículo compacto se impactó con otra unidad que se encontraba en un semáforo y propició una carambola.

En el accidente, la joven de 29 años bajó de su vehículo para prestar auxilio a las personas involucradas, ya ella era médico y se encontraba haciendo residencia en el IMSS de Pachuca, afortunadamente no hubo personas heridas de gravedad.

Los testigos informaron que no hubo ningún tipo de negativa para asumir la responsabilidad y el pago de los daños, sin embargo la joven fue detenida por la policía municipal subiendola a la patrulla para trasladarla a las galeras.

Según familiares y amigos de Betty, antes de ser ingresada en los separos se encontraba en buen estado de salud, incluso el padre de la mujer pudo verla con vida; 15 minutos más tarde les fue notificada su muerte.

De acuerdo con el testimonio de los agentes indicaron que salieron a comer y al regresar notaron que la mujer había fallecido.

Por estos hechos, la fiscalía inició una carpeta de investigación. “Se recibió notificación de una clínica particular mediante la que se conoció del ingreso de una persona sin signos vitales”.

Personal de los servicios periciales acudió al lugar para trasladar el cuerpo y determinar las causas de muerte.

La investigación se realiza bajo el protocolo de feminicidio.

Por otra parte, el ayuntamiento de Progreso de Obregón, emitió un comunicado publicado en sus redes sociales, donde señalan que tras el peritaje realizado a la mujer que ingresó al área de retención primaria, donde falleció, «se asienta con características físicas atribuibles al uso de sustancias»; asimismo, confirman la visita de su padre, quien permaneció por un tiempo con ella.

En el escrito detallan que posteriormente, la fémina fue encontrada «suspendida con un objeto en el cuello»; y que en respuesta al protocolo se le trasladó de inmediato al hospital para brindarle la atención médica correspondiente; sin embargo ya no contaba con signos vitales.

Un vídeo que circula en redes sociales muestra a Beatriz H, en mal estado, alrededor de ella se observan a al menos, dos policías y varios testigos. Una oficial la sostiene y le coloca las manos en la cara y cuello para ingresarla a la patrulla.

“No importa, yo estoy haciendo mi trabajo”, le dice la mujer policía.

Instantes después un sujeto, quien menciona que intentó ayudarla, se acerca a ella para observar su condición. Sin embargo, la médica no responde y es ingresada a la unidad oficial.

Con información de Infobae , La Silla Rota y El Universal

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook