Puebla.-Luego de que el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, se comprometiera a salvar a los dos perros que cayeron al socavón gigante que continúa en expansión. Esta tarde comenzaron las labores para el rescate de los caninos.

Fue el 7 de junio cuando Spay, un Pitbull de 8 meses, cayó junto a un perro llamado Spike al enorme hoyo que se abrió en Santa María Zacatepec, municipio de Juan C. Bonilla. Dos días después, gracias a un dron, se certificó que ambos canes están vivos, por lo que se exigió a las autoridades su rescate.

Y este día un grupo de rescatistas utilizan escaleras, lazos y una jaula para intentar poner a salvo a Spay y Spike.

Aseguró que las maniobras serían ejecutadas por personal con entrenamiento y que ha elaborado estrategias para ingresar al hoyo sin la necesidad de tocar los bordes.

Se descarta el uso del helicóptero, el rotor y todo el aire y la presión que ejerce sobre el suelo puede generar consecuencias impredecibles en las laterales, los bordos del socavón”, advirtió.

Pobladores que llegaron a la zona en la que se encuentra el socavón, relatan a través de redes sociales las acciones de salvamento que se llevan a cabo en el lugar. De acuerdo con dichos reportes, los elementos de rescate usan una jaula, cuerdas y escaleras para intentar poner a salvo a los perros.

En el lugar, también se encuentran personas que protegen a los animales, quienes exigen que se realice el rescate de manera inmediata; incluso, piden autorización para ser ellos mismos quienes lleven a cabo las obras de salvamento.

Sin embargo, debido a los cambios climatológicos, hoy no será posible rescatar a los lomitos, por lo que las acciones tendrán que esperar al día de mañana.

Con información de Excelsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook