Estados Unidos.- Dos años después de ganar cinco oros en los Mundiales de 2019, la superestrella de la gimnasia estadounidense Simone Biles tuvo un espectacular regreso a la competición este sábado con una figura nunca vista en un escenario oficial.

Simone Biles regresó anoche a la competición después de 19 meses en Indianápolis y lo hizo por la puerta grande al completar un Yurchenko Double Pike durante su participación victoriosa en el Clásico Estados Unidos.

“Nunca en un millón de años pensé que iba a ser factible. Era solo un juego. Siento que ahora soy un poco mayor mental y físicamente. Me siento preparada y lista”, había declarado en la previa sobre este salto que requiere una entrada en la mesa de salto hacia atrás y dar tres vueltas completas antes del aterrizaje.

El Yurchenko Double Pike es uno de los movimientos de mayor grado de dificultad en la gimnasia. Lleva el nombre de la gimnasta soviética Natalia Yurchenko, y consiste en que la atleta llega al caballo con una pirueta de espalda, para luego hacer un doble giro con las piernas estiradas.

En la barra de equilibrios recibió una puntuación de 14.850 y siguió con un ejercicio de suelo aún más eléctrico con un remix del tema principal de «The Fast and the Furious: Tokyo Drift». De nuevo encabezó la lista con una puntuación de 14.250.

Biles intentará convertirse en la primera mujer que gana medallas de oro olímpicas consecutivas desde que lo hizo Vera Caslavska en 1964 y 1968.

Con información de 24 horas

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook