Luego de que fuera aplazado en febrero debido a la pandemia de Covid-19, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) inició ayer la aplicación del examen de ingreso a nivel licenciatura a 186 mil 570 aspirantes registrados. 

La aplicación de la prueba para ocupar un espacio en la Máxima Casa de Estudios en el país coincide también con el cambio de color en el semáforo epidemiológico en la Ciudad de México, que se colocó en amarillo. 

En orden y con las medidas sanitarias debidas, los estudiantes se dieron cita en las 18 sedes habilitadas en el Ciudad de México, en dos horarios: de 9:00 a 12:00 horas y de 15:00 a 18:00 horas. 
Para ingresar a los planteles donde se aplicó la prueba, los alumnos debieron portar careta, cubrebocas y pasar por filtros sanitarios. 

Para reducir la posibilidad de contagios por Covid-19 entre los aspirantes, las autoridades universitarias determinaron ocho fechas para la aplicación de la prueba: 8 y 9 de mayo (62 mil 277 aspirantes), 15 y 16 de mayo (62 mil 154 sustentantes), y 22 y 23 de mayo (62 mil 139). 

Con estrictos protocolos sanitarios 

En la sede uno, ubicada en el Colegio Madrid, los estudiantes llegaron con tiempo de anticipación en el turno matutino y acompañados de sus familiares. 

Se les veía algo nerviosos, pero las palabras de aliento los hacían sentir seguros para la prueba. 

En tanto, el personal de la UNAM ordenaba las filas de acceso a la sede de tal forma que se respetara la sana distancia y se cercioraba de que los aspirantes portaran cubrebocas. Antes de ingresar al inmueble, se les tomó la temperatura y se les aplicó gel a los estudiantes. 

Una vez adentro, se les revisó sus documentos de registro y en bloque ingresaron a las aulas, donde se les entregó el examen que debían contestar. 

En esta ocasión, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México dispuso un dispositivo de vigilancia, seguridad, regulación del tránsito vehicular y control de estacionamiento en todas las sedes designadas para la aplicación del examen. 

En total, participaron 203 oficiales, 37 patrullas, seis motos, siete grúas y una ambulancia del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), a fin de promover las acciones necesarias de seguridad, vigilancia y, en su caso, hacer los cortes viales y ofrecer las alternativas en caso de aglomeración de personas. 

Para salvaguardar la integridad física y patrimonial de los jóvenes aspirantes y de sus acompañantes, elementos de seguridad promovieron el debido cumplimiento de las medidas sanitarias dispuestas para evitar la propagación del Covid-19 en los diversos planteles educativos ubicados en Tlalpan, Álvaro Obregón, Magdalena Contreras, Iztacalco, Benito Juárez, Cuauhtémoc, así como en Iztapalapa. 

Información: El Universal 

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook