Cada día los animales nos sorprenden más y en esta ocasión no fue la excepción. Un perrito se volvió viral porque fue visto llorando junto al ataúd de su dueña, en una funeraria en el municipio de Camaçari, en el estado de Bahía en Brasil. 

Luzinete falleció el 28 de abril y fue muy conocida en su barrio por su fe, además que dejó gratos recuerdos a sus seres queridos y conocidos, pero la herencia de sus muestras de cariño sobresalió en su mejor amigo: el cachorro de la familia, quien no se separó del ataúd en su velorio. 

Que el perrito no dejara a nadie acercarse al cuerpo de su dueña no fue un acto salvaje o de agresividad, fue porque de verdad ella lo amaba y el cachorro se lo agradecía.

Con información de Cultura Colectiva

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook