Ambos contaron que tenían condición de refugiados y llevaban 15 meses en territorio nacional, pero necesitaban cruzar a Estados Unidos donde su papá ya los esperaba.

CIUDAD DE MÉXICO- Con síntomas de hipotermia y abandonado por un “pollero” en una isleta del río Bravo, en Piedras Negras, Coahuila, fue rescatado por elementos del Instituto Nacional de Migración (INM), un menor de 13 años de edad, de nacionalidad hondureña.

El organismo, dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob), informó que el adolescente se encontraba cerca de su hermano de 14 años, quien permaneció a la orilla del río Bravo, pero del lado mexicano.

Ambos contaron que tenían condición de refugiados y llevaban 15 meses en territorio nacional, pero necesitaban cruzar a Estados Unidos donde su papá ya los esperaba.

El mayor de los hermanos recordó que la semana pasada salieron de la mano de su padre y madre de Tijuana, Baja California, hacia la zona fronteriza del estado de Coahuila, donde su papá fue el primero en cruzar a territorio estadounidense, él y su hermano serían los segundos, y al final su mamá, quien aún se encontraba en algún lugar de la entidad.

Luego del aseguramiento, los migrantes hondureños fueron conducidos a la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y la Familia de Coahuila, para quedar bajo su tutela jurídica, atención y auxilio, a la espera de localizar a su madre y llevar a cabo el procedimiento administrativo correspondiente.

Con información de Excelsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook