En el Estado de México la taza de desempleo es de 7.6 por ciento y se encuentra dentro de las ocho entidades con más desempleo en el país, con más de 400 mil personas sin empleo, más de 200 mil son menores de 29 años y una tercera parte de ellos son mujeres.

Mientras la taza de desempleo en todo el país es de 4.4 por ciento y se considera crítica, tan solo en el Estado de México, esta taza es de 7.6 por ciento, lo que la localiza entre los estados más afectados por el desempleo en el país.

Por si fuera poco, es la juventud la más afectada por esta situación, pues son alrededor de 440 mil jóvenes afectados por el desempleo, lo que muestra las pocas oportunidades para los jóvenes.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el 61 por ciento de la población productiva de la entidad no tiene empleo, y la situación sigue reduciendo derivado de los cierres de las empresas y organismos que brindan oportunidades de empleo, a causa de la pandemia y la crisis económica actual.

Esta encuesta también remarcó que son más de 200 mil jóvenes menores de 29 años quienes se encuentran en esta situación de desempleo, además casi dos tercios de las pérdidas de empleo en el país durante el brote recayeron en mujeres, según datos del Gobierno.

La situación tampoco es grata para quienes si cuentan con un empleo, pues ante tantos recortes de personal y la poca posibilidad de opciones para emplearse, se han comenzado a generar abusos de las empresas aún activas en cuanto a la carga de trabajo y tiempos extras sin ser pagados como tales en sus empleados.

Cabe destacar que pese al números de empleos perdidos, la taza de desempleo no mostró una baja considerable, pero no es para nada una buena noticia, puesto que el motivo de este pequeño movimiento en el índice de desempleo derivó del aumento de decesos que ocurrieron durante los últimos meses, es decir -a menor población, menor taza de desempleo-.

Esta situación genera el abuso en el trabajo para los empleados que aún se conservan, el subempleo, desempleo, y también la inseguridad, pues ante la falta de empleo y un sustento, los robos y asaltos podrían aumentar considerablemente.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook