¿Qué es Tripledemia y por qué ha encendido las alarmas de México, EU y el mundo?

Temporada de influenza, covid y VSR que amenaza con ser la más fuerte en años, nueva preocupación para investigadores: la tripledemia
¿Qué es Tripledemia y por qué ha encendido las alarmas de México, EU y el mundo? ¿Qué es Tripledemia y por qué ha encendido las alarmas de México, EU y el mundo? ¿Qué es Tripledemia y por qué ha encendido las alarmas de México, EU y el mundo?

Si una sexta ola de COVID-19 en invierno y una temporada de influenza que amenaza con ser la más fuerte en años no es suficiente, surge una nueva preocupación para investigadores y el sector salud a nivel mundial: la tripledemia.

El miedo a la tripledemia ya invade a Estados Unidos, que durante las últimas semanas ha registrado un incremento en la actividad epidémica de COVID-19 y un número alarmante de casos de virus respiratorio sincitial (VRS), o mejor conocido como el resfriado común.

¿Qué es la tripledemia?

La tripledemia es, en pocas palabras, la coincidencia en el ambiente de los virus SARS-CoV-2 (que causa el COVID-19), del virus VRS y del virus de la influenza.

Estamos viendo números similares de COVID, influenza y VSR y eso es muy preocupante porque es muy temprano para que se inicie la temporada de gripe y VSR”, dijo a New York Times Diego Hijano, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas en St. Jude Children’s Research Hospital.

¿Sufrirá México de ésta triple enfermedad?

Aun cuando en México estamos en un momento relativamente favorable respecto a COVID-19, es importante resaltar que en las cinco olas que se han presentado en nuestro país existe como antecedente el aumento de la actividad epidémica en Europa y EU.

Actualmente, en prácticamente en toda Europa, así como en algunas ciudades de EUA y Canadá se ha registrado un aumento considerable de contagios, por lo que es inevitable una sexta ola de COVID-19 en México.

Además, al coincidir esto con el avance del otoño y el invierno, es altamente probable que otras infecciones respiratorias agudas propias de la temporada (como influenza y VSR) pueden provocar cuadros potencialmente graves en personas vulnerables, advirtió la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) hace unos días.

Leer además: Hallan bacterias que pondrían fin al coronavirus

Es un hecho que se viene una sexta ola de COVID. Ya empezó en Europa y así lo reportan los indicadores tempranos en Estados Unidos; en varias ciudades ya empezaron a detectar el virus en el drenaje, ese es el primer indicador de la actividad de la epidemia”, aseguró el doctor Mauricio Rodríguez Álvarez, vocero de Atención de Emergencias de la UNAM.

Nosotros aquí en México todavía estamos con la inercia de la bajada de la quinta ola, pero vamos a empezar a ver más actividad, poco a poco y lo más probable es que para finales de noviembre empecemos a ver aumento en el número de casos”, sentenció el especialista.

Recomendaciones ante la tripledemia

Por lo anterior, la UNAM realizó una serie de recomendaciones para prevenir contagios, de cualquiera de las tres enfermedades:

Completar el esquema de vacunación contra COVID-19 con los refuerzos que correspondan de acuerdo con la edad o condición de salud individual. Es conveniente que todas las personas mayores de 60 años, así como los de más de 18 con alguna enfermedad predisponente y todo el personal de salud tengan dos refuerzos. Y quienes sean mayores de 18 sin enfermedades predisponentes cuenten con un refuerzo adicional a su primer esquema, sin importar cuál o cuáles vacunas hayan recibido.
Usar correctamente el cubrebocas al realizar actividades en espacios cerrados.

¿Qué es Tripledemia y por qué ha encendido las alarmas de México, EU y el mundo?

Ventilar de manera permanente lugares cerrados donde se realicen actividades (abrir puertas y ventanas), así como tener higiene individual (lavado de manos, uso de gel, estornudo de etiqueta) y limpieza de instalaciones.

Ante la presencia de síntomas de enfermedad respiratoria, evitar acudir a sitios de trabajo, estudio o esparcimiento, y suspender viajes, para reducir el riesgo de contagios. Buscar diagnóstico, y en caso de confirmar que sea COVID-19, guardar aislamiento mínimo siete días a partir del inicio de síntomas o la primera prueba diagnóstica positiva (lo que ocurra primero), y regresar a las actividades una vez completado este periodo, siempre y cuando se cumplan tres días sin fiebre (sin tomar medicamentos para ello).

No automedicarse, vigilar la evolución e identificar oportunamente cualquier complicación.