La presidenta de la CODHEM visitó a mujeres encarceladas

La titular de la Codhem visitó a mujeres encarceladas para fomentar sus derechos e informarles sobre los beneficios de la Ley de Amnistía.

La titular de la Comisión de Derechos Humanos del Edomex, CODHEM, Myrna Araceli García Morón y la presidenta de la asociación civil “Mujeres Unidas por la Libertad”, Beatriz Maldonado Cruz, encabezaron la visita al Centro Penitenciario y Reinserción Social (CPRS) de Texcoco.

Esto con la finalidad de fomentar el derecho a una menstruación digna de mujeres privadas de la libertad e informarles sobre los beneficios de la Ley de Amnistía estatal.

La presidenta de la Codhem visitó a mujeres encarceladas

Ante la directora del centro penitenciario, Merly Ingrid Cuéllar Romero; la representante de la Subsecretaría de Control Penitenciario, Paulina Adriana Piña Ruiz; el visitador especializado de Atención a Personas Privadas de la Libertad (PPL), Carlos Valdés Andrade e integrantes de la asociación civil.

García Morón destacó que las mujeres privadas de la libertad son un sector vulnerable y es obligación del Estado procurar su salud física y mental, además de respetar sus derechos humanos y su dignidad, por tanto, se llevan a cabo visitas para verificar las condiciones en los centros penitenciarios, ya que no es aceptable que se vulnere su integridad física.

ENTREGA ANDADERA PARA BEBE DE 9 MESES

Al entregar una andadera para una niña de 9 meses que vive con su madre en dicho centro, la presidenta de la CODHEM señaló que las condiciones de vida en reclusión de las mujeres son diferentes a las de los hombres, por ello se privilegiará la revisión de casos para verificar si los procesos o sentencias que recibieron fueron apegadas a la ley, o si califican para que sean beneficiadas con la Ley de Amnistía, pues algunas de ellas obtuvieron su libertad.

DONACIÓN DE KITS DE HIGIENE PERSONAL

En su intervención, la presidenta de la asociación “Mujeres Unidas por la Libertad”, Beatriz Maldonado Cruz, que donó kits de artículos de higiene personal, dijo que levantan la voz por aquellas mujeres que son estigmatizadas y discriminadas por haber estado en la cárcel, ya que son seres humanos que cometieron un error, pero merecen vivir con dignidad; por ello, buscan a través de su activismo el acceso a la justicia, a una menstruación digna y la salud mental de este sector.

CONFERENCIAS

Durante la visita, 61 mujeres escucharon la conferencia “La paz comienza en el corazón de las mujeres” impartida por la doctora Norma Ávila Sandoval, quien mencionó que solo hay dos formas de estar presentes: su nombre y su cuerpo, y si no se nombran, la persona pasa desapercibida; por ello es necesario estar en paz y sanar aquellos malos recuerdos y experiencias, ya que el mejor regalo que una madre puede dar a su hija y a las siguientes generaciones es sanarse y traspasar su luz.

La presidenta de la Codhem visitó a mujeres encarceladas

La presidenta de la Casa de la Dignidad y las Libertades recorrió las instalaciones de las áreas varonil y femenil del centro penitenciario, para constatar las condiciones y mejoras que se realizan a la infraestructura con la finalidad de que las PPL tengan una estancia digna, y agradeció las facilidades otorgadas a la directora del centro y a la Subsecretaría de Control Penitenciario.

DH A LA SALUD NO SE RESTRINGE EN EL PROCESO NI EJECUCIÓN DE SENTENCIA

Por otra parte, la presidenta de la CODHEM afirmó que, en el derecho a la salud, las mujeres que viven en centros penitenciarios tienen la libertad de controlar su salud, su cuerpo y su sexualidad, porque no se restringen durante el proceso ni en la ejecución de su sentencia; y como resguardataria de los derechos humanos de las y los mexiquenses el organismo defensor dará acompañamiento en la supervisión de ese derecho.

Explicó que el derecho humano a la protección de la salud es un derecho llave y universal, como lo ha señalado la Organización Mundial de la Salud (OMS), para contar con un grado máximo de salud que se pueda lograr en el ser humano; asimismo, los artículos constitucionales 1, 4 y 18 establecen las condiciones que requiere y señalan la obligación de protección en materia de salud, encaminada a un grupo vulnerable como son las personas privadas de la libertad (PPL).