Llama a los bomberos por un olor a quemado; era su juguete sexual que se sobrecalentó

Los bomberos atendieron un llamado de emergencia por un olor a quemado en realidad se trataba de un juguete sexual que se sobrecalentó.
Llama a los bomberos por un olor a quemado; era su juguete sexual que se sobrecalentó Llama a los bomberos por un olor a quemado; era su juguete sexual que se sobrecalentó Llama a los bomberos por un olor a quemado; era su juguete sexual que se sobrecalentó

Los bomberos atendieron un llamado de emergencia tras las quejas de un olor a quemado en un vecindario; sin embargo, se llevaron una sorpresa cuando descubrieron el origen de aquel alarmante olor: en realidad se trataba de un juguete sexual que se sobrecalentó.

Leer también: Bomberos de Ecatepec rescatan 4 conejos y un pitbull atrapados en un incendio

Los hechos ocurrieron en un bloque de apartamentos, ubicado en la ciudad de Turnhout, Países Bajos, donde una vecina hizo la llamada a los bomberos; temiendo que el edificio se estuviera incendiando.

Vecina llama a los bomberos sin darse cuenta que era su juguete sexual la causa

En un inicio, los primeros en responder no pudieron encontrar la fuente del olor dentro de la casa de aquella vecina; por lo que llevaron una cámara termográfica para detectarlo más fácil.

Posteriormente, descubrieron que el olor a quemado provenía de un vibrador que se encontraba escondido en una caja de madera y estaba caliente al tacto.

El oficial Nick Eelen reveló a los medios locales que la mujer estaba mortificada por el descubrimiento y fingió sorpresa al no tener idea de qué era el dispositivo que funciona con baterías.

Vaya ¿qué es eso?”, según los informes, la residente con la cara roja respondió cuando los bomberos abrieron la caja y encontraron el artículo sobrecalentado en el interior. “Tengo mucha experiencia en intervenciones, pero esto no lo había vivido antes”, agregó la autoridad.

Lo que sucedió exactamente, solo podemos adivinarlo, pero en cierto momento hubo un cortocircuito en la batería del vibrador”, continuó. “En teoría, la silicona simplemente se derrite y se acaba, pero si dicho dispositivo está en un lugar combustible; como en este caso una caja de madera, podría haber riesgo de incendio”, explicó.

Dijo a los reporteros que el incidente fue un recordatorio para que las personas deben vigilar sus dispositivos que funcionan con baterías.

Aunque Eelen aseguró que nunca ha respondido a otro incidente relacionado con un juguete sexual sobrecalentado, no es la primera vez que un vibrador provoca una emergencia de incendio.