Metallica retumba en el final de ‘Stranger Things’ temporada 4

La música ha sido muy importante en "Stranger Things" y ahora en la 4a temporada la oímos retumbar con Master of Puppets de Metallica.
Metallica retumba en el final de 'Stranger Things' temporada 4 Metallica retumba en el final de 'Stranger Things' temporada 4 Metallica retumba en el final de 'Stranger Things' temporada 4

La música ha jugado una parte fundamental dentro de la serie, la excelente selección de las canciones adentraban aún más al publico a la historia pero fue con la canción de Running Up That Hill de Kate Bush que todo estalló; ahora en la cuarta temporada de Stranger Things vemos como retumba una de Metallica.

Spotify te dice qué canción te salva de Vecna: Lanzan playlist personalizada por final de ‘Stranger Things’ Durante el volumen 1 de la cuarta temporada los personajes descubrieron que la única forma de no caer ante las garras de Vecna era escuchando su canción favorita, pudimos ver como Max fue rescatada gracias a esta canción de Metallica. Desde el lanzamiento del tráiler oficial del volumen 2 de la cuarta temporada se pudo observar que el personaje de Eddy Munson interpretaría una canción con una guitarra. Después de mucha especulación, se reveló que la elegida fue nada mas y nada menos que Master of Puppets de Metallica

Las reacciones no se hicieron esperar en redes sociales al conocerse que la canción lanzada en 1986 por Metallica, fue la encargada de darle vida al capítulo final de esta cuarta temporada de Stranger Things, lo que seguramente desencadenará un repunte en las reproducciones del tema en las diferentes plataformas de streaming.

Master Of Puppets: el mega éxito de Metallica Master of Puppets es el tercer álbum de estudio de la banda metal estadounidense Metallica. Fue lanzado al mercado el 3 de marzo de 1986, bajo el sello de Elektra Records, alcanzando el puesto 292​ en el Billboard 200. El álbum fue el primer disco de oro de la banda tras vender 500 000 copias en Estados Unidos, aunque luego superaría las 6 millones. Desde su lanzamiento en 1986, ha sido tocada más de 1500 veces​ en vivo, convirtiéndola en su canción más interpretada en conciertos.

VH1 la calificó como la tercera mejor canción de heavy metal de todos los tiempos.