Mujer decapita a su hijo y a su perro porque aseguraba que el diablo trataba de atacarla

Mujer de 35 años es acusada de asesinato en primer grado y acción criminal contra su hijo de 6 años y su perro en Kansas City, Missouri
Mujer decapita a su hijo y a su perro porque aseguraba que el diablo trataba de atacarla Mujer decapita a su hijo y a su perro porque aseguraba que el diablo trataba de atacarla Mujer decapita a su hijo y a su perro porque aseguraba que el diablo trataba de atacarla

Tasha Haefs, mujer de 35 años fue acusada de asesinato en primer grado y acción criminal contra su hijo de 6 años y su perro en Kansas City, Missouri; el martes por la noche, anunció la Oficina del Fiscal del Condado de Jackson.

La policía encontró a la mujer cantando y cubierta de sangre en las manos y los pies. En la otra habitación encontraron el cuerpo y la cabeza de un niño, además de un perro decapitado en el sótano.

Ésta mujer es acusada de asesinar a su propio hijo de 6 años, sin embargo, las autoridades determinaron que, por su estado psicológico; no podrá enfrentar un juicio. Los hechos tuvieron lugar en Kansas City, Missouri (EE. UU.).

En febrero de 2022, la Policía recibió una llamada de una mujer de nombre Tasha Haefs; ella aseguraba que “el diablo estaba tratando de atacarla”.

Al llegar al domicilio de la mujer, los agentes descubrieron los cuerpos de su hijo, un niño de seis años y del perro de la familia, de acuerdo con medios estadounidenses. La madre confesó los asesinatos, por lo que enfrentaba los cargos de homicidio en primer grado y acción criminal armada.

La mujer de 35 años quedará bajo la custodia del Departamento de Salud Mental de Missouri y será llevada a un hospital para recibir el tratamiento adecuado. La salud mental de Tasha Haefs será reevaluada dentro de seis meses.

Haefs ha enfrentado por años problemas de drogadicción, depresión, trauma y alucinaciones, de acuerdo los testimonios de familiares de la mujer, registrados en reportes de las autoridades locales.

En internet existe una página de fondeo para pagar los gastos funerarios del hijo de Tasha Haefs.