Esquiva visitante seguridad del Louvre y lanza pastelazo a Monna Lisa

Esquiva visitante seguridad del Louvre y lanza pastelazo a Monna Lisa, los presentes capturaron el momento
Esquiva visitante seguridad del Louvre y lanza pastelazo a Monna Lisa Esquiva visitante seguridad del Louvre y lanza pastelazo a Monna Lisa Esquiva visitante seguridad del Louvre y lanza pastelazo a Monna Lisa

Esquiva visitante seguridad del Louvre y lanza pastelazo a Monna Lisa, los presentes capturaron el momento

Ni todas las medidas que el Museo de Louvre ha tomado para proteger a la Gioconda, o mejor conocida como la Monna Lisa, permitieron que saliera ilesa de un ataque, producido este domingo, por un hombre que arrojó un pastel a la obra deLeonardo da Vinci.

En cuanto el betún y todo lo demás ingredientes del pastel impactaron contra el cristal que resguarda el retrato de Lisa Gherardini, la mujer en quien se inspiró este retrato, las autoridades del museo parisino sacaron del recinto al hombre que propinó el acto.

Pero sin importar la presteza con que actuaron, las y los presentes capturaron el momento en que una de las obras más famosas del Louvre recibió el “pastelazo”, imágenes y videos que ya viajan en las redes sociales de todo el mundo.

Esquiva visitante seguridad del Louvre y lanza pastelazo a Monna Lisa

El responsable llegó al centro museístico en sillas de ruedas, por lo que se encontraba más cerca de la obra, que las y los demás presentes. Además, usaba una peluca y un sombrero con los que, se sospecha, trataba de ocultar su identidad. Sin embargo, cuando fue expulsado de la sala, aprovechó para enunciar un par de consignas en pro del medio ambiente, dirigiéndose a los celulares que lo captaban.

Monna Lisa, un adversario más a su lista

Esta no es la primera vez que un visitante arremete contra la Monna Lisa. En 2009, un turista que visitaba el museo lanzó una taza de té que quedó destruida, al impactar contra la vitrina de seguridad.

En 1974, también fue roseada con un spray rojo que no alcanzó a rozarla, por la distancia con que fue arrojada. A su vez, en 1956, recibió dos ataques: uno con ácido y otro con una piedra, ambos provocaron daños en la pintura.