Estudio revela que Hepatitis infantil aguda podría estar vinculada al COVID-19

Un nuevo estudio sobre Hepatitis infantil aguda ha revelado que podría estar relacionado al COVID-19, por lo que siguen los análisis.
Estudio revela que Hepatitis infantil aguda podría estar vinculada al COVID-19 Estudio revela que Hepatitis infantil aguda podría estar vinculada al COVID-19 Estudio revela que Hepatitis infantil aguda podría estar vinculada al COVID-19

En todo el mundo se han reportado más de 300 casos de hepatitis infantil aguda de la cual, hasta el momento, se ha establecido que su origen es desconocido; sin embargo, un nuevo estudio ha revelado que podría estar relacionado al COVID-19.

Es así como un nuevo estudio de la revista The Lancet, la mayoría de los pacientes con hepatitis infantil aguda presentan síntomas gastrointestinales y luego evolucionan a ictericia; algunos casos incluso llegan a insuficiencia hepática aguda.

La publicación establece que en el 72% de los niños con hepatitis aguda grave en el Reino Unido a los que se les realizó una prueba de detección se detectó un adenovirus y; de los 18 casos subtipados, todos se identificaron como adenovirus 41F; el cual no es frecuente y afecta principalmente a niños y pacientes inmunodeprimidos. Sin embargo, el adenovirus 41F no se ha notificado como una causa de hepatitis aguda grave.

Respecto a la relación del COVID-19 con la hepatitis infantil aguda, el estudio establece que:

El SARS-CoV-2 se ha identificado en el 18% de los casos notificados en el Reino Unido y 11 (11%) de los 97 casos de Inglaterra con datos disponibles dieron positivo al SARS-CoV-2 en el momento del ingreso; otros tres casos habían dado positivo en las 8 semanas anteriores al ingreso”.

The Lancet no descartó que las pruebas serológicas arrojen más casos de niños con hepatitis aguda grave e infección previa o actual por COVID-19.

En Israel, por ejemplo, la mayoría de los casos de hepatitis notificados eran de pacientes muy jóvenes para poder haber recibido la vacuna contra el COVID-19.

Nuestra hipótesis es que los casos recientemente notificados de hepatitis aguda grave en niños podrían ser consecuencia de una infección por adenovirus con trofismo intestinal en niños previamente infectados por SARS-CoV-2 y portadores de reservorios virales (apéndice) (…)

Sugerimos que se investigue a los niños con hepatitis aguda para detectar la persistencia del SARS-CoV-2 en las heces, la desviación de los receptores de células T y el aumento del IFN-γ, ya que esto podría aportar pruebas de un mecanismo de superantígenos del SARS-CoV-2 en un huésped sensibilizado al adenovirus-41F”, establece la publicación The Lancet.