Santa Claus reparte regalos en lancha en Brasil

En el corazón de la Amazonia brasileña, Santa Claus se desplaza en una gran lancha saludando a los niños que lo esperan en la orilla.
Santa Claus reparte regalos en lancha en Brasil Santa Claus reparte regalos en lancha en Brasil Santa Claus reparte regalos en lancha en Brasil

En el corazón de la Amazonia brasileña, Santa Claus se desplaza en una gran lancha a motor saludando a los niños que lo esperan ansiosamente en la orilla.

Su vestido rojo y blanco contrasta con el verde esmeralda del bosque tropical más grande del mundo y las aguas marrones del río Solimoes.  

Qué fue lo que pasó

“¡Feliz Navidad!”, exclama Santa Claus antes de desembarcar, agitando una campana, en la localidad de Paraná da Terra Nova, a 24 kilómetros de Manaus, la mayor metrópolis del Amazonas de Brasil.

En el marco de una operación de la asociación Amigos do Papai Noel; se encuentra con las comunidades pobres de “Ribeirinhos”, familias que viven a orillas del río. 

Cuando finalmente pone un pie en tierra, después de tres horas de navegación, este Santa Claus especial abre los brazos para recibir a los pequeños que corren hacia él.  

No podemos cambiar el mundo, pero podemos hacer sonreír a los niños en Navidad“, dijo Jorge Alberto, de 57 años, enfundado en su grueso traje, su gorro con pompones y su barba postiza, pese al calor sofocante.  

Santa Claus Lancha

Para llevar regalos a quienes viven en las zonas más aisladas del Amazonas en Brasil, a veces debe enfrentarse a una verdadera carrera de obstáculos.  

Después de haber tomado prestada una pequeña barca para adentrarse en un recodo particularmente estrecho del río; este Papá Noel camina con paso vacilante sobre un puente improvisado de tablas poco tranquilizadoras.  

Pero cuando llega a su destino el Santa Claus del Amazonas de Brasil, la recompensa está ahí: la sonrisa de oreja a oreja de los niños que olvidan por un tiempo su cruda realidad, en una región severamente afectada por la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19.  

Nuestro desafío es llegar a donde nadie va. No solo venimos a repartir regalos, venimos a traer alegría“, explica Denise Kassama, coordinadora de este proyecto que apunta a beneficiar a cuatro mil niños de aquí a la llegada de la Navidad 2021.  

La lluvia torrencial que cayó al final de la jornada no apagó el entusiasmo de los voluntarios, que organizaron juegos y talleres de maquillaje.   

  

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News