Toro iba camino al rastro, escapa y termina en un tobogán Toro iba camino al rastro, escapa y termina en un tobogán

Toro iba camino al rastro, escapa y termina en un tobogán

Toro iba caminando al rastro, escapa y termina en un tobogán dentro de un parque acuático en Brasil, el animal se encuentra en buen estado.
Toro iba camino al rastro, escapa y termina en un tobogán Toro iba camino al rastro, escapa y termina en un tobogán Toro iba camino al rastro, escapa y termina en un tobogán

Toro iba caminando al rastro, escapa y termina en un tobogán dentro de un parque acuático en Brasil, el animal se encuentra en buen estado.

¿Un buey deslizándose en por un tobogán? Por más extraño que parezca, esa escena fue apreciada por habitantes de una comunidad de Brasil, luego de que el animal escapara camino al rastro y llegara a un centro acuático.

A través de redes sociales, se compartió el video que, rápidamente, comenzó a viralizarse entre cibernautas que cayeron rendidos por lo tierno y divertido del momento.

Las imágenes, captadas por un testigo, muestran al buey de pie en lo alto de un tobogán. Conforme pasan los segundos, el animal comienza a avanzar; sin embargo, el agua hizo que resbalara y se deslizara como cualquier ser humano.

Antes de llegar al final del tobogán y caer al agua, el despistado buey se logró poner de pie y detuvo su carrera hacia la piscina. Los testigos lo ayudaron a llegar al agua.

Luego del chapuzón que se dio el buey, lo acercaron a la orilla de la piscina para poder sacarlo del agua y ponerlo a salvo.  

Un tobogán resistente

Al ver la imagen, que parecía haber sido sacada de una película de comedia, el presidente del centro recreativo de Brasil, João Luiz Andrade Zevole, afirmó que estaba sorprendido por la resistencia del tobogán.

“Pensé que el tobogán no aguantaría. Dicen que puede soportar hasta 200 kilogramos.  El animal tenía un poco de calor, quería nadar y usar el tobogán de agua, es todo. El animal no murió, sólo está más limpio”.

Un final feliz para el buey

Tras hacerse popular la historia del fugitivo animal, el dueño del buey aseguró que ya no será sacrificado y que lo mantendrán como una mascota, pues la gente desea saber cómo está, por lo que ahora es llamado “Tobogã”, que significa tobogán.

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News