Compran zorro creyendo que era un perro Compran zorro creyendo que era un perro

Compran zorro creyendo que era un perro

Compran zorro creyendo que era un perro y se llevan la sorpresa de la vida, luego de que devorara gallinas y patos
Compran zorro creyendo que era un perro Compran zorro creyendo que era un perro Compran zorro creyendo que era un perro

Compran zorro creyendo que era un perro y se llevan la sorpresa de la vida, luego de que devorara gallinas y patos

Cuando una familia lo compró en una tienda informal en el centro de Lima, el cachorro jugaba con los perros de un barrio pobre. en la ladera de un cerro en las inmediaciones de la capital de Perú.

El barrio le tiene miedo, porque el “perro” resultó un zorro que ha devorado gallinas, patos y roedores domésticos que crían los vecinos del poblado “Sol Naciente”.

Qué fue lo que pasó

Pensamos que era un perrito de raza”, dijo Maribel Sotelo, quien contó que su hijo adolescente compró el animal como mascota por un equivalente a 13 dólares hace unos seis meses.

Pero de un momento a otro, “Run Run” comenzó a perseguir las gallinas y patos que crían los pobladores del barrio del distrito de Comas, para matarlos o comérselos, provocando el enojo de los habitantes del vecindario.

“Run Run” es un zorro andino de piernas delgadas, cola frondosa, cabeza puntiaguda y orejas desarrolladas. Esta especie habita generalmente desde el sur de Colombia y Ecuador hasta Chile, Bolivia y la Patagonia Argentina, según expertos.

Una señora nos dijo que se había comido tres cuyes (conejillos de las Indias) grandes”, se lamentó Sotelo, quien ahora debe pagar por los animales muertos a sus dueños.

Confunden zorro con perro

Hace unos días “Run Run”, que extraña su hábitat, se escapó de casa.

Desde ese momento sus dueños, la policía ecológica y (SERFOR) lo buscan para llevarlo a un centro especial o zoológico.

Reportes de la prensa local indicaron que al zorro lo vieron cerca de la morada pero que hasta ahora no lo han atrapado.

Walter Silva, especialista en fauna de SERFOR, dijo que muchos animales silvestres los traen traficantes desde zonas amazónicas.

Como Loreto, Ucayali y Madre de Dios para comercializados ilegalmente en Lima.

El tráfico de la fauna silvestre trae estas consecuencias.

Muchos ejemplares los capturan desde crías o neonatos, para ello matan a los padres y estos juveniles son comercializados de forma ilegal en mercados informales”, sostuvo.

“Es el caso del zorro que lo adquirieron pensando que era un perro doméstico”.

El veterinario afirmó que en lo que va del año SERFOR han realizado 128 intervenciones de decomiso de animales silvestres en Lima. El comercio ilegal de animales es un delito en Perú y tiene penas de entre 3 y 5 años de cárcel, dijo Silva.

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News