Evacuan pacientes por mujer que desprendía gases tóxicos de su cuerpo Evacuan pacientes por mujer que desprendía gases tóxicos de su cuerpo

Evacuan pacientes por mujer que desprendía gases tóxicos de su cuerpo

Pacientes del IMSS tuvieron que ser evacuados, luego de que una mujer que desprendía gases tóxicos llegara al hospital en Coahuila.
Evacuan pacientes por mujer que desprendía gases tóxicos de su cuerpo Evacuan pacientes por mujer que desprendía gases tóxicos de su cuerpo Evacuan pacientes por mujer que desprendía gases tóxicos de su cuerpo

Pacientes del IMSS de Coahuila tuvieron que ser evacuados, luego de que llegara una mujer que desprendía gases tóxicos; con aparente intoxicación por fosfuro de aluminio.

Los pacientes del Hospital General de Zona No. 16 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicado en Torreón, Coahuila, tuvieron que ser reubicados, como parte de los protocolos de seguridad para evitar riesgos.

En un comunicado, el IMSS informó que una mujer de 37 años procedente de Matamoros fue atendida en el hospital.

“El estado de salud de la paciente es grave, con pronóstico reservado, sin determinarse hasta el momento la sustancia que ingirió”, detalló.

El instituto señaló que ningún trabajador resultó intoxicado y que, como parte del protocolo para estos casos, se notificó a las autoridades de Protección Civil.

¿Qué pasó?

Segun informaron autoridades de protección civil; la mujer había tratado de terminar con su vida al ingerir tabletas de fosfuro de aluminio; una sustancia letal para los seres vivos que suele utilizarse como insecticida y para el control de plagas.

Información difundida en medios locales dio a conocer que; mientras los médicos intubaban a la paciente; una trabajadora resultó intoxicada por los gases que emanaban de su cuerpo; lo que encendió la alerta en el personal de nosocomio y se procedió a evacuar el área.

¿Qué es el fosfuro de aluminio?

El fosfuro de alumunio es un sólido cristalino (como la arena) gris oscuro o amarillo oscuro. Se usa con insecticida o fumigante para granos o como agente de ignición en bengalas.

El fosfuro de aluminio puede afectar al cuerpo con solo inhalarlo, irrita la piel y los ojos. Además también puede irritar la nariz, la garganta y los pulmones, causando tos, respiración con silbido o falta de aire.

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News