Esta semana se informó el primer caso de “hongo negro” (mucormicosis) en un paciente masculino de 34 años en el Estado de México, quien se recupera de COVID-19.

Se trata de Gregorio Avendaño Jiménez, que se encuentra luchando por su vida en el Hospital General de Zona 71, del IMSS, en el municipio de Chalco, Estado de México.

Foto: Captura de Pantalla
f

El hombre dio positivo a covid-19 el pasado 10 de mayo, pero no presentó un cuadro grave pese a tener diabetes por lo que se recuperó en casa y al hacerle una nueva prueba con resultado negativo volvió a sus actividades.

No fue, hasta que el pasado miércoles 26 de mayo comenzó a sentirse mal y dejó de ingerir alimentos, para el sábado 29 ya tenía parálisis facial, por lo que su familia lo llevó a la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social número 71 ubicada en la colonia centro.

El joven presentó un pequeño moretón en el ojo izquierdo, que en cuestión de días se expandió.

«El Otorrinolaringólo le diagnosticó mucormicosis, nos dijeron que esa enfermedad sólo se había diagnosticado en la India, que le iban a suministrar medicamento y que necesitaba urgente una cirugía, pero ya pasaron cinco días», aseguró Ángel Avendaño, su hermano.

Médicos informaron a la familia que, debido a que avanzó de forma rápida tendrían que extirparle el ojo izquierdo, y si continúan pasando los días la infección se recorrerá al cerebro y el resto de su cuerpo, lo que pone en riesgo su vida.

Para el martes por la tarde ya no podía hablar, pues al parecer la infección llegó hasta el paladar, indicaron sus familiares.

Sin embargo, después de cinco días, Gregorio, fue trasladado el día de hoy al Hospital La Raza en la CDMX, donde recibirá atención especializada; hasta el momento la familia desconoce si será operado de inmediato para detener la propagación del hongo ya que su estado de salud se reporta como grave.

“Hongo Negro” (mucormicosis)

En India es considerado «una pesadilla dentro de la pandemia , ya que se han detectado innumerables casos, que han puesto en jaque al sistema de salud.

La enfermedad es causada por un hongo que se encuentra comúnmente en ambientes húmedos, como el suelo, las plantas, el estiércol, las frutas, verduras, tortillas y pan en descomposición incluso en el refrigerador.

Afecta los senos nasales, el cerebro, pulmones y puede ser potencialmente mortal en personas diabéticas o gravemente inmunodeprimidas, como pacientes con cáncer, VIH/sida.

En el caso de personas post-covid, los médicos creen que la enfermedad puede estar provocada por el uso de esteroides, compuestos farmacológicos usados para los tratamientos de pacientes graves o en estado crítico.

Los esteroides reducen la inflamación en los pulmones y ayudan a detener algunos de los daños que pueden ocurrir cuando el sistema inmunológico se acelera para combatir el coronavirus, pero también reducen la inmunidad y debilitan el sistema y aquí es donde se puede desencadenar la enfermedad.

Sin embargo, la mucormicosis no es contagiosa entre personas, solo se desarrolla en pacientes con las condiciones propicias en su cuerpo, como la diabetes o la inmunodepresión causada por otras enfermedades.

Sin embargo, ya que se propaga por las esporas de hongos que están presentes en el aire o en el medio ambiente, es casi imposible evitarla.

Con información de Infobae, BBC y Milenio

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook