Anuncian construcción de albergue para familiares de adolescentes internos en la Quinta del Bosque: PJEM

Anuncian construcción de albergue para familiares de adolescentes internos en la Quinta del Bosque: PJEM Anuncian construcción de albergue para familiares de adolescentes internos en la Quinta del Bosque: PJEM Anuncian construcción de albergue para familiares de adolescentes internos en la Quinta del Bosque: PJEM

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, Ricardo Sodi Cuellar, anunció la construcción de un albergue para los familiares de menores que se encuentran en el Centro de Internamiento para Adolescentes “Quinta del Bosque”, ya que la mayoría son de escasos recursos y no pueden pagar estancias en la zona.

Durante la firma concertación para la reinserción social de los adolescentes privados de la libertad, presidente del Tribunal explicó los retos para ofrecer oportunidades de reinserción a los adolescentes que se encuentran recluidos en este espacio, con el apoyo de la Secretaría de Seguridad del Estado de México, la Arquidiócesis de Toluca y la sociedad civil.

Ahí, manifestó que hay un fenómeno de abandono hacia los menores de la Quinta del Bosque, ya que ahí se concentran 200 adolescentes de cualquier municipio mexiquense, los cuales son de escasos recursos y sus familias no pueden ir a verlos, o solo acuden a las audiencias y pernoctan en las calles.

“A veces se quedan en la calle con una cobija, en la banqueta, sin comer, sin servicios sanitarios, sin un techo en la zona de Zinacantepec”, detalló.

Por ello, el voluntariado de TSJEM ya analiza la construcción de un albergue para que las familias puedan acompañar a sus menores en las audiencias o visitas.

“Puede ser parte de las instalaciones de la Quinta de, afuera desde luego, o parte del Poder Judical o algún terreno cercano”.

La mayoría están por delitos de alto impacto

De acuerdo con el Sistema Penitenciario del Estado de México, en el Centro de Internamiento para Adolescentes “Quinta del Bosque” hay 200 menores privados de su libertad, de los cuales, 180 son varones y solo 20 mujeres.

Los delitos más recurrentes por lo que llegan a este lugar son secuestro, violación, homicidio y robo con violencia.