Ciudad de México.- México tiene muchas maravillas y una de ellas es la cantidad de paisajes que ofrecen. Uno de ellos es el fenómeno que se presenta en Hidalgo mejor conocido como «Las Dunas Rojas».

Se encuentra dentro de una zona montañosa de San Francisco Pacula, a poco más de cuatro horas de la Ciudad de México, en auto.

Es así como se enumera otro lugar fantástico que guarda la entidad, en la que los visitantes y turistas podrán pasar un momento fuera de lo habitual en este campo arenoso que envuelven a grandes piedras negras erosionadas por el paso del tiempo.

La composición de la arena es arcilla con un toque hierro, su color es tan potente y se debe a que hay una mina cuyo material tiene alto contenido de hierro que, si se toca, manos o ropa se teñirán de este color intenso, pero cabe señalar que la arena no es tóxica, así que se pueden disfrutar horas de este hermoso y enigmático lugar que está rodeado de árboles de enebro y pino.

Pacula colinda al norte con el estado de Querétaro, al este con los municipios de Jacala de Ledezma y Zimapán, al sur con el municipio de Zimapán, al oeste con el municipio de Zimapán y el estado de Querétaro.

Con información de Milenio

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook