La iglesia católica en México anunció que se prepara para ayudar a las víctimas del desplome de los vagones del metro de la Línea 12 a la altura de la estación Los Olivos, en la alcaldía de Tláhuac. 

El obispo de Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, Andrés Vargas Peña informó que será a través de la Pastoral de Caridad la vía por la cual se hará llegar la ayuda y el respaldo a los deudos de los fallecidos y a los sobrevivientes del terrible hecho. 

A través de un comunicado, el líder religioso también convocó a la Arquidiócesis de México y a la Diócesis de Iztapalapa a sumarse al esfuerzo para “socorrer a los que nos necesitan” en estos momentos. 

Sigo con atención el curso de las diversas informaciones, de manera que, en la medida que se tenga mayor claridad sobre la tragedia, daré las instrucciones oportunas para que la Pastoral de la Caridad, a través de Cáritas Diocesana, se pueda ayudar en lo que sea posible. Invito a las Cáritas de la Arquidiócesis de México y de la Diócesis de Iztapalapa a sumar esfuerzos”, escribió el obispo Vargas Peña. 

Además de la ayuda material, se pidió a los sacerdotes acudir a los hospitales para ofrecer los auxilios espirituales que requieran los lesionados por este siniestro. 

El obispo adelantó que en cuanto las circunstancias los aconsejen acudirá al lugar de los hechos “para orar por quienes ahí han perecido y manifestar a los deudos el abrazo materno de la iglesia”. 

En tanto, la Arquidiócesis Primada de México dedicará la misa de las siete de la noche de este martes a los afectados por la caída de los vagones del metro y la celebración eucarística se podrá seguir por las redes sociales de la arquidiócesis. 

Información: Excélsior

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook