En muchas ocasiones cuando nos dan una beca pensamos en mil cosas en las que podríamos gastar el dinero, sin embargo en esta ocasión una niña originaria de San Luis Potosi, tuvo mucho más visión y emprendió su propio negocio.

Desde tiempo atrás, Esmeralda, una niña de 17 años ya tenía la idea de poner un negocio de raspados, sin embargo, a causa de tener pocos recursos para lograrlo, decidió posponer la idea.

Posteriormente, Esmeralda empezó a recibir dinero por medio de su beca “Benito Juárez”, así que decidió ahorrar para cumplir con el proyecto que tenía en mente de mucho tiempo atrás y, de este modo, apoyar a su familia.

Luego de juntar aproximadamente 17 mil pesos, la adolescente pudo empezar a visualizar su proyecto, pues con ese dinero logró adaptar un local, invertir en materiales y en los ingredientes que utilizaría.

Afortunadamente, su idea ha rendido frutos pues destacó que le ha ido muy bien en el negocio donde su mamá también colabora.

Con información de Actitud Fem

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook