Los festejos comenzaron con una “agotadora y justa batalla de Piedra, Papel y Tijera” entre el Josh Swain de Arizona y otro Josh Swain de Omaha. La cadena KLKN-TV informa de que el estudiante de Arizona ganó esa competición, lo que le permitió reclamar el título de verdadero Josh Swain.

Una insólita pelea por el nombre de Josh atrajo a una multitud de todo el país a un parque de Nebraska el sábado para una serie de competencias que incluyó un duelo en una piscina de fideos.

Todo comenzó hace un año, cuando el aburrimiento pandémico se apoderó de Josh Swain, un estudiante universitario de 22 años de Tucson, Arizona, envió un mensaje a otras personas que compartían su nombre en las redes sociales y las retó a un duelo.

“Probablemente se preguntan por qué los reuní hoy”, escribió en un chat grupal de Facebook a otras personas llamadas Josh Swain. “El 24 de abril de 2021, a las 12, nos encontraremos en estas coordenadas. Pelearemos, quien gane podrá quedarse con el nombre. Todo el resto deberá cambiar el suyo. Tienen un año para prepararse, buena suerte”.

La broma se viralizó y, finalmente, cientos de personas se presentaron en el Air Park de Lincoln -un lugar elegido al azar- para participar en la jornada de “duelos”.

Los festejos comenzaron con una “agotadora y justa batalla de Piedra, Papel y Tijera” entre el Josh Swain de Arizona y otro Josh Swain de Omaha. La cadena KLKN-TV informa de que el estudiante de Arizona ganó esa competición, lo que le permitió reclamar el título de verdadero Josh Swain.

Mientras tanto, otros asistentes jugaban a batirse a duelo, todo en son amistoso. Y es que las reglas estaban claras.

“No habrá violencia física en el encuentro”, había aclarado Swain en la convocatoria difundida en Reddit. Además, se solicitó que todos acudan con mascarillas, conforme a las regulaciones locales por la pandemia.

El concurso de fideos de piscina que siguió estaba abierto a cualquier persona con el nombre de Josh. El vencedor de esa competición fue un niño de 5 años, que fue coronado con una corona de Burger King.

También, se instó a que se lleven alimentos no perecibles para que la jornada tenga fines benéficos y se abrió una página de donaciones con el supuesto objetivo de que los Josh Swain “perdedores” se cambien el nombre, pero que en realidad destinará todo lo recaudado a un hospital de niños. Hasta el domingo en la mañana, había reunido casi 10 mil dólares.

Swain, el organizador, dijo que está un poco sorprendido por cómo estalló todo el asunto: “No esperaba que la gente se mostrara tan inflexible con esto como lo está haciendo ahora”.

Con información de Infobae

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook