Pedro Pérez

“No al Ecocidio” es el lema de organizaciones civiles luego de que diera a conocer que en Vialidad José María Pino Suárez, entre Paseo Tollocan y Avenida Solidaridad Las Torres, se talarán 275 árboles como parte de la edificación de un colector pluvial.

Derik Roa, integrante de Ecourban, señaló que si bien las autoridades estatales señalaron que solo se talarían 75 árboles, en realidad son cerca de 300 entre cedros blancos, acacias y otras especies las que serán taladas.

“Se tiene contemplado que se haga el colector de agua pluvial en el camellón, ¿por qué es un problema esto? Nosotros hicimos una evaluación y son 275 árboles que están en muy buenas condiciones, es importante darles mantenimiento. En Toluca uno de los grandes problemas qué hay es que las pocas áreas verdes que tienen están en condiciones de abandono y todavía, lejos de darles mantenimiento, las están cortando y recortando los pulmones que tienen la ciudad”.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, se deben tener entre 9 y 16 metros cúbicos por habitante en una ciudad para tener condiciones aceptables en cuanto a calidad de aire, lo que también tiene repercusión en la calidad de vida, sin embargo, en la capital mexiquense apenas hay 2.5 por habitante.

“Es importante que toda la ciudadanía se sume, se muestre crítica y, sobre todo, esperar algún posicionamiento del gobierno del estado. En este caso, le corresponde a la Secretaría de Obra Pública y también a la Comisión de Agua del Estado de México (CAEM) por lo que esperamos que se pueda revalidar la obra”.

Los activistas señalaron que el captado pluvial se puede instalar del lado de las banquetas para no perjudicar la vegetación de la zona ubicada en los límites con Metepec.

La construcción de esta obra fue una petición del gobierno municipal de Toluca de hace seis años aunque fue retomada esta semana por el gobierno estatal.

“Ya no pueden hacer obras así porque si, ya la ciudadanía es participativa, activa y crítica, recordemos Abracemos Tollocan, podemos parar este ecocidio”.

El llamado, señalaron, no solo es a una mesa de diálogo, sino a que, en vez de talar los árboles sean trasladados a otro punto o que se cambie el diseño de los planos.

Además, se pidió que el gobierno municipal intervenga ya que esta área verde corresponde al ámbito municipal.

“Es el colmo que el Día Mundial de la Tierra lo váyanos a celebrar cortando árboles. Queremos que se nos dé a conocer el verdadero impacto ambiental, solo se están contemplando las especies que tienen gran copa pero los que se acaban de plantar, que están en desarrollo, esos son un gran número de árboles”.

Finalmente, destacaron que si bien la obra es necesaria, podría salir mal ya que la cultura medioambiental no es de calidad pues la basura constantemente es depositada en el camellón de la zona, lo que podría generar problemas a largo plazo, en especial en temporada de lluvias.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook