La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris viajará a México y a Guatemala para abordar con ambos gobiernos las causas de la migración a Estados Unidos, así lo dio a conocer durante un encuentro con expertos en la región.

Harris, quien está encargada desde marzo de atender la migración desde Centroamérica y México, dijo que “pronto” viajará al Triángulo Norte para abordar “las causas de raíz” de la migración de personas hacia Estados Unidos, por lo que dicho viaje incluirá visitas a México y Guatemala.

De acuerdo con la Agencia de Protección y Aduanas (CBP) de EEUU, la cifra de migrantes que llegan a la Unión Americana se ha disparado a niveles no vistos en dos décadas. Tan solo en marzo, fueron 172,331, que en su mayoría fueron deportados.

Uno de los principales problemas dentro de la migración y que preocupa tanto a los gobiernos de Estados Unidos como al de México, es el de los menores no acompañados. Y es que en marzo llegaron 18,890, más del doble que en febrero, lo que ha desbordado los centros de custodia de las autoridades estadounidenses.

El pasado 7 de abril, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador sostuvo una llamada telefónica con la vicepresidenta estadounidense, con quien habló del tema migratorio.

“Ayer hablé con la vicepresidenta de Estados Unidos, la señora Kamala, y tratamos el tema de la migración y hay una actitud de mucho respeto hacia el pueblo de México y diría que también hacia los migrantes”, informó López Obrador en su rueda de prensa matutina del 8 de abril.

Días después, el gobierno mexicano anunció que reforzaría la vigilancia de su frontera sur con 12,000 personas, incluidos elementos de la Guardia Nacional, ante el “grave” aumento de niños migrantes no acompañados.

“Vamos a cuidar a los niños, esa fue una instrucción que di (…) porque los traficantes de indocumentados (…) está utilizando a los niños y esto es una gravísima violación de los Derechos Humanos”, aseguró López Obrador en su conferencia mañanera del 13 de abril, al tempo que se dijo “preocupado” por la situación de estos menores.

Por su parte,  el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, aseguró que el despliegue de la vigilancia ya tiene más de un mes.

“Estimo que hay 12,000 personas de muy diferentes dependencias focalizadas, pero no de ayer, ya tienen más de un mes (desplegados)”, explicó, al tiempo que detalló que se trata de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), efectivos de la Guardia Nacional y funcionarios del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF), que se encarga de los menores de edad.

López Obrador, hizo un llamado a los “hermanos centroamericanos” que no utilicen a los niños para cruzar hacia los Estados Unidos, aprovechando la legislación.

“Aquí aprovecho para decirle a los hermanos centroamericanos, guatemaltecos, salvadoreños, hondureños, que nos ayuden para que no se utilice a los niños en esta situación migratoria”.

Un niño hondureño de 4 años no acompañado es fotografiado luego de ser rescatado por agentes del Instituto Nacional de Migración y miembros de la Guardia Nacional de México. (Foto: REUTERS /Instituto Nacional de Migración de México)

“Se tiene el derecho, el derecho humano también a vivir libre de miseria y a que se busque la forma de tener trabajo y bienestar, pero no se puede luchar así, utilizando a niños”, subrayó el mandatario mexicano.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, anunció el lunes un acuerdo con México, Honduras y Guatemala para que movilicen a miles de militares y policías en sus fronteras para frenar la migración hacia el norte, que alcanzó cifras récord en marzo.

Según Psaki, México “tomó la decisión de mantener 10.000 efectivos en su frontera sur” con Guatemala, pero no explicó si se trata de militares.

Con información de Infobae

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook