Al notar la incapacidad de Coco para continuar caminando, una pareja en Estados Unidos construyó una cama móvil

El cariño que sienten los perros por los humanos es impresionante, no por nada dicen que son los mejores amigos que podríamos tener. Prueba de ello es aquel perrito que persiguió una ambulancia que trasladaba a su dueño en CdMx, pues quería estar con él. Pero, en numerosas ocasiones ellos también necesitan de nuestra ayuda y amor, así sucedió con Cocoa, una perrita que dejó de caminar debido al deterioro de su salud.  Al notar la incapacidad de Coco para continuar caminando, una pareja en Estados Unidos construyó una cama móvil que le permitiera a su perrita disfrutar de sus últimos paseos. El instante quedó inmortalizado con una serie de fotografías y su historia llegó a cada rincón del país. 

La perrita falleció hace unas semanas a los 16 años, pero dejó una huella en redes sociales y los internautas aún recuerdan aquellas imágenes con nostalgia. Aquí te contamos su increíble historia. 

Los últimos paseos de Cocoa

Tom Antonino y su esposa Lauren, viven en Georgia y uno de sus pasatiempos preferidos era visitar la ciudad de Virgina Beach en compañía de Cocoa, un retriever de chesapeake. Sin embargo, la perrita comenzó a padecer el desgaste de los años y ya no se pudo mantener en pie. 

Para que Cocoa siguiera paseando a su lado, la pareja construyó con sus propias manos una cama con rueditas para poder trasladar a la perrita por la costa de Virgina Beach, informó la cadena de televisión WTKR.

En uno de esos últimos paseos conocieron a Carrie Copenhaver, quien quedó impresionado al ver cómo trasladaban a Cocoa, por eso le preguntó si podía sacarles fotos, a lo que ellos accedieron. En febrero la mujer compartió las imágenes en Facebook, donde obtuvo casi 4 mil reacciones. 

Familia lamenta muerte de Cocoa Poco después la pareja contactó a Carrie Copenhaver, a quien compartió la triste noticia de su fallecimiento y escribieron: 

“Murió en paz el viernes pasado. Pasamos más de 16 dulces años juntos y los últimos 6 meses sin su capacidad de mantenerse en pie nos han unido aún más. Ha dejado un gran vacío en nuestro corazón y en nuestro hogar. Ya no era capaz de saludar a la gente o a los perros por sí misma, pero le encantaba que la gente se acercara a ella. Gracias por pasar a saludarla y por compartirla con sus amigos en Facebook”, señala el mensaje de Lauren publicado en marzo. 

La mujer continuó diciendo: “Cocoa no caminaba desde el pasado mes de agosto, pero seguía viviendo una vida significativa y de calidad con nosotros. Nos dio mucha alegría y esperamos haber hecho lo mismo con ella. La echamos de menos y atesoraremos nuestros recuerdos de ella para siempre. Siempre estará con nosotros en nuestros corazones”.

Con información de Milenio

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook