El IMSS señaló que el director del hospital, quien rechaza los hechos, fue separado del cargo temporalmente

Luego de que EL UNIVERSAL informó que trabajadores del Hospital General de Zona con Unidad de Medicina Familiar número 8 “Doctor Gilberto Flores Izquierdo” acusaron a su director, Juan Rosas Peña, de utilizar su cargo para vacunar contra Covid-19 a dos personas ajenas a la institución el pasado 1 de febrero, entre ellos uno de sus hijos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que el trabajador ya fue separado de su cargo. 

A través de una tarjeta informativa, el IMSS señaló que el director del hospital, quien rechaza los hechos, fue separado del cargo temporalmente, “para ponerse a disposición de las investigaciones a fin de esclarecer los hechos”quien rechaza categóricamente la información publicada por el medio de comunicación. 

Agregó que el Área de Quejas, Denuncias e Investigaciones del Órgano Interno de Control del IMSS ya tiene conocimiento de los hechos, por lo que la Jefatura de Servicios Jurídicos de la representación realizará la investigación del proceso administrativo.

“El Instituto Mexicano del Seguro Social refrenda su compromiso con las normas vigentes en el proceso de vacunación contra COVID-19 y no tolerará conductas indebidas en las que puedan estar relacionados, directivos médicos y administrativos”, señaló el IMSS, a cargo de Zoé Robledo.

El IMSS puntualizó que durante la jornada de inmunización para el personal que atiende en primera línea la pandemia de Covid-q9 en ese hospital, se trabajó en coordinación con la Secretaría del Bienestar y el Ejército Nacional del Plan DN III, por lo que se revisarán los listados de las inoculaciones aplicadas. 

Director vacuna a su hijo 

Trabajadores del Hospital General de Zona con Unidad de Medicina Familiar número 8, Doctor Gilberto Flores Izquierdo del IMSS, acusaron a su director, Juan Rosas Peña, de utilizar su cargo para vacunar contra el Covid-19 a dos personas ajenas a la institución el pasado 1 de febrero, entre ellos, uno de sus hijos, a pesar de los llamados del presidente Andrés Manuel López Obrador para que nadie se salte la fila.

Según videos, siete denuncias presentadas y el testimonio de uno de los funcionarios que estuvo presente el día de la vacunación, el doctor Rosas Peña aprovechó que ese 1 de febrero era día inhábil para inmunizar a su hijo y a otra persona.

Aquel lunes fueron citados por Rosas Peña para que les aplicaran la segunda dosis de la vacuna de Pfizer Mario Alfredo Vizcarra, jefe de Consulta Externa de esta Unidad Médica; Leonardo David Hernández Meza, jefe de Personal; María Concepción Lara, oficial de Personal; Ángel Ávila, jefe de Departamento de Enfermería, y fueron extraídas de la red fría de esta institución los dos frascos con las 10 dosis de la vacuna.

Además de estos cinco funcionarios del hospital también acudieron otras dos enfermeras, y un presunto residente del Hospital de Gineco-obstetricia número 4 Luis Castelazo. Los tres vestían uniforme oficial y portaban su gafete; sin embargo, sólo se presentaron como integrantes del cuerpo médico de esa institución y Rosas Peña argumentó que le pidieron el apoyo para vacunarlos. Para ellos fueron las primeras ocho dosis de la vacuna y las dos restantes para los otros dos individuos externos.

Con información del Universal

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook