Docenas de policías han resultado heridos como parte de esa violencia nocturna que ha incluido la quema de automóviles y ataques con bombas molotov en contra la policía.

La violencia se produce en medio de una creciente frustración entre muchos miembros de la comunidad unionista “pro británica” por las nuevas barreras comerciales entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido, que resultaron luego de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

El Partido Unionista Democrático (DUP), el mayor de los partidos políticos unionistas de Irlanda del Norte, también criticó la decisión de la policía acerca de no enjuiciar a integrantes del Sinn Fein, un partido político irlandés de ideología izquierdista, que el año pasado efectuaron un gran funeral, violando las regulaciones para combatir al COVID-19.

Por su parte, el partido Sinn Feinculpa al Partido Unionista Democrático de avivar las tensiones con su firme oposición a los nuevos acuerdos comerciales y su llamado en los últimos días para que renuncie el actual jefe de policía de la región.

El Servicio de Policía de Irlanda del Norte ha señalado que parte de la violencia fue influenciada por “elementos criminales” que ayudaron a orquestar los ataques.

La violencia de la pasada noche tuvo lugar en las inmediaciones de Shankill Road en el oeste de Belfast, cerca del llamado “muro de la paz” que divide a la comunidad del bastión nacionalista irlandés de Falls Road, donde también se reunieron grupos de jóvenes.

Muros para evitar violencia sectaria

Los muros y vallas se construyeron entre las dos comunidades para evitar enfrentamientos que se habían registrado a lo largo de tres décadas de violencia sectaria en Irlanda del Norte y que terminaron en gran medida con un acuerdo de paz de 1998.

Los líderes de los partidos políticos más importantes de Irlanda del Norte, Sinn Fein y el DUP, condenaron la violencia y condenaron en particular el secuestro del autobús y un ataque a un reportero gráfico del periódico Belfast Telegraph.

Arlene Foster, líder del DUP:

Estas acciones no representan sindicalismo o lealtad. Son una vergüenza para Irlanda del Norte

Foster también describió a sus rivales del partido Sinn Fein como “los verdaderos infractores de la ley”.

Con información de Aztecas Noticias

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook