Para ellos es un elemento más, sale a la calle y cualquier persona desempleada toma el trabajo de mi hermano, pero para nosotros es un padre de familia, es un hermano, es un esposo”, así lo reconocieron los familiares de los 13 elementos de la Secretaría de Seguridad y de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Músico al salir del homenaje póstumo que le realizó el gobernador Alfredo del Mazo a los elementos que fueron masacrados en Llano Grande, perteneciente a Coatepec Harina el 18 de marzo.

La emboscada, señalaron, es el resultado de la falta de capacitación y condiciones para que desempeñen su trabajo como elementos de seguridad, por lo que, además de justicia, exigen que un acto así no se repita.

“No puede seguir así: las condiciones en las que ellos trabajan son inhumanas, sabemos que su trabajo es de riesgo pero precisamente por ese trabajo de riesgo ellos debieron de haberlos cuidado debieron de haberlos armado mejor no es posible que los delincuentes tengan mejor armamento que ellos”, lamentaron.

Tras la Guardia de Honor que se llevó a cabo en Palacio de Gobierno, Ciudadanos Unidos se manifestaron en la Plaza de los Mártires, asociación civil que ha denunciado en los últimos años las condiciones en las que deben operar los policías estatales, enfrentado, además los cambios adscripción constantes.

“Mi hermano pagaba casetas, mi hermano pagaba sus balas, mi hermano pagaba gasolina no es posible que la fiscalía, sabiendo que son lugares de tanto riesgo, los manden en esas condiciones; mi hermano no me lo van a regresar (…) no tienen protección alguna, les falta estrategia, (…) este evento sucedió a la una de la tarde, yo acudí a la fiscalía a las 6 y 7 de la tarde y no sabían darme una respuesta concreta”, reclamó la familiar.

Por su parte Ciudadanos Unidos consideró que para hace frente al crimen organizado en la zona de Tierra Caliente, dominada por el corte de la Familia Michoacana, se necesita que el Ejército y la Marina, así como la Guardia Nacional tomen el control de la situación.

“Ellos sí tienen la capacidad técnica y operativa para hacerle frente a estos grupos delincuenciales. El armamento con el que cuenta la policía estatal en los casos más beneficiosos, es el calibre AR15, calibre 9 mm y nada más, pero no contamos con armas de más alto poder, no tenemos armas antiaéreas, no tenemos vehículos que puedan soportar esos niveles de blindaje, no los hay y, por supuesto, los compañeros tienen que pagar sus balas porque solamente les dan 30 cartuchos y la mitad de ellos útiles, si bailas, te dan 30, pero te expones a que les caiga algún operativo y los pongo a disposición”.

Agregaron que les ofrecieron sostener una reunión con el Fiscal, Gómez Sánchez en próximos días, pero al momento no ha recibido ninguna pertenencía de su hermano.

Finalmente, se recordó que el equipo de inteligencia de la Secretaría de Seguridad, conformado por 174 policías, fue desmantelado por la exsecretaria de Seguridad, Maribel Cervantes Guerrero.

Pedro Pérez

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook