En los primeros años de vida, el cerebro está en proceso de desarrollo y maduración 

El lenguaje es un conjunto de normas compartidas que permiten a la gente expresar sus ideas de modo lógico. El lenguaje puede expresarse en forma oral (verbal), por escrito, o mediante señas u otros gestos, así lo indicó el neurólogo pediatra adscrito al Hospital General Regional (HGR) No. 251 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el Estado de México Poniente, José Ignacio Beltrán. 

Los primeros años de vida, cuando el cerebro está en proceso de desarrollo y maduración, es el periodo más intensivo en la adquisición de habilidades del habla y el lenguaje, mencionó. 

La adopción de la lengua materna o idioma se da justo en esta etapa de la infancia donde, de acuerdo al contexto sociocultural, se adquieren las herramientas fonéticas para aprenderlo, resaltó el especialista. 

Refirió que estas destrezas se desarrollan mejor cuando el menor está expuesto consistentemente a imágenes, sonidos y el lenguaje de quienes lo rodean. 

El doctor Beltrán Nuño explicó que existen periodos clave en el desarrollo de estas habilidades en los pequeños; se trata de los primeros años donde el cerebro está en proceso de desarrollo y maduración, siendo el periodo idóneo para la adquisición de habilidades del habla y el lenguaje. 

Casi 15 por ciento de los niños puede presentar dificultad en el lenguaje y de ellos, siete por ciento se refiere a trastornos, por lo que es importante verificar que todas las estructuras estén bien formadas, además de un sistema auditivo competente, que no exista antecedente de traumatismo o prematurez, puntualizó. 

Durante los primeros meses, agregó, puede comenzar con el balbuceo, orientarse hacia la voz-, entre los seis y nueve meses puede comenzar con palabras cortas; a los 12 meses, utilizar más de dos palabras; a los 15 meses un promedio de cuatro a seis, y a partir de los dos años aproximadamente 50 palabras, además de la utilización de pronombres y frases con varias palabras. 

El especialista en Neurología Pediátrica distinguió que no todos los niños desarrollan estas habilidades de la misma forma, sin embargo existe una progresión natural o una serie de etapas para dominarlo. La vigilancia de los padres puede ayudar a detectar oportunamente alguna alteración en la estructura o trastorno, dijo. 

El IMSS Estado de México Poniente cuenta con especialistas en Neurología, así como terapia de lenguaje para realizar un diagnóstico adecuado a los pequeños y otorgar un tratamiento integral oportuno. 

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook