Un iceberg del tamaño de una ciudad se desprendió de la plataforma de hielo Brunt de la Antártida, informó la British Antarctic Survey (BAS) desde una base científica. 

El bloque de hielo gigante de unos 1,270 kilómetros cuadrados mide aproximadamente lo mismo que el área metropolitana de Londres. 

El desprendimiento ocurrió después de que los científicos, de la institución británica dedicada a la investigación en la Antártida, detectaran una grieta desde noviembre pasado, y a la denominaron North Rift. 

Los científicos de la British Antarctic Survey, detectaron que durante enero la grieta avanzó a una velocidad de hasta un kilómetro por día y cortó la plataforma de hielo flotante de 150 metros de espesor. 

El iceberg se formó este 26 de febrero, cuando en unas horas la grieta se ensanchó varios cientos de metros y eso desprendió el bloque del resto de la plataforma de hielo flotante. 

En un comunicado el profesor Dame Jane Francis, director de British Antarctic Survey, informó que un equipo de científicos que trabajaba en la estación Halley, la más cercana a la zona esperaba un evento como estos desde hace años. 

“Monitoreamos la plataforma de hielo a diario utilizando una red automatizada de instrumentos GPS de alta precisión que rodean la estación, estos miden cómo se deforma y se mueve la plataforma de hielo. También utilizamos imágenes de satélite de la ESA, la NASA y el satélite alemán TerraSAR-X.”, indicó 

El rumbo que tomará en un futuro próximo este iceberg gigante no está claro: “En las próximas semanas o meses, el iceberg puede alejarse; o podría encallar y permanecer cerca de la plataforma de hielo”, ha dicho Dame Jane Francis. 

Información: LA RAZÓN ONLINE 

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook