Un alarmante e insólito encuentro entre un leopardo y un perro callejero causó revuelo en redes sociales luego de que se quedaran atrapados en un pequeño baño durante más de cinco horas, esto después de que ambos animales protagonizaran una persecución por las calles de una aldea en la India, pero, ¿cómo terminó todo? ¿Se atacaron? ¿El lomito sobrevivió a la agresividad del felino? Aquí te contamos lo que sucedió.

Sin duda, la naturaleza nunca deja de sorprender a todos con extraños encuentros entre depredadores y sus presas. Tal es el caso de este leopardo que persiguió a un perro en una aldea de Bilinele en el distrito de Dakshina Kannada, en Karnataka, informó el medio local Hidustan Times; además un usuario de Twitter compartió un video de lo que sucedió con los animales encerrados en el baño.

De acuerdo con Hidustan Times, la persecución terminó cuando ambos animales entraron a un baño. Al percatarse de lo que estaba pasando, el dueño de la propiedad cerró la puerta de la habitación, dejando encerrado al perro junto al leopardo; el percance tuvo lugar el pasado 3 de febrero.

¿Se atacaron? Esto sucedió entre el perro y leopardo
Al inicio comenzaron a escucharse rugidos del felino, seguidos de un incómodo silencio. Las autoridades acudieron al lugar después de varias horas e introdujeron una cámara para saber si el perro aún seguía con vida y decidir cómo actuar ante la situación.

En un video que compartió un usuario de Twitter se observa al felino en una esquina del baño, frente a él se encuentra el perro, quien permanece con la mirada hacia el piso y la orejas abajo.

Según Prajwal, las imágenes dejaron perplejos a los rescatistas, pues los animales no se atacaron y se mantenían lo más alejados que podían uno del otro, cada uno en su propio rincón del baño tras estar más de cinco horas atrapados.

El personal de emergencias retiró el techo del baño y lo rodearon con una enorme red para atrapar al felino; sin embargo, nada salió cómo esperaban, ya que el leopardo logró saltar y escapar del lugar hacia una zona selvática; mientras que el perro fue rescatado sin ninguna herida.
De inmediato internautas comenzaron a especular sobre los motivos por los que el leopardo no atacó al perro durante casi siete horas encerrados en el baño.

Un usuario de Twitter señaló que el felino actuó de manera cautelosa al darse cuenta que no tenía una ruta de escape. “Supongo que los grandes felinos son reacios a atacar a sus presas en un espacio confinado por temor a lastimarse. Eso es lo que salvó al perro”, aseguró.
Información: Milenio

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook