Ocoyoacac, México a 17 de febrero del 2021.- Comerciantes de la zona de La Marquesa denuncian que los usuarios se niegan a cumplir con las recomendaciones e incluso algunos han intentado agredirlos ante la petición del uso del cubrebocas y demás medidas de prevención sanitaria.

Pese a que los locatarios y prestadores de servicio de la zona de La Marquesa en el municipio de Ocoyoacac, respetan las medidas de prevención sanitaria para poder continuar abriendo sus espacios al público, son los mismos visitantes quienes se niegan a cumplir con estás medidas.

Los comerciantes de esta zona turística, señalan que diariamente se ven a la necesidad de pedir a los usuarios que tengan al menos el mínimo de prevención sanitaria.

Exigencias como el uso del cubrebocas, gel antibacterial y tomar su sana distancia, son algunas de las platicas diarias con los visitantes negligentes ante la situación actual.

Foro: Internet

En un caso en específico, Carlos, quien trabaja en la renta de motociclistas en la zona, indicó que, a pesar de que se toman medidas como cubrebocas obligatorio y la aplicación de gel antibacterial, han notado que muchos paseantes solo usan el cubrebocas al llegar al punto de renta y una vez que salen del paradero, se lo quitan.

“Hemos tenido problemas fuertes por pedirles que los usen, se ponen violentos y hasta nos quieren pegar. Les hemos pedido que entreguen las motos, a veces regresamos el dinero, pues no queremos que el negocio pierda con un cierre por parte de las autoridades, hay mucha gente que nos apoya cuando hay diferencias con los mismos visitantes”, dijo.

Por su parte, los comerciantes aseguran que en sus locales se han implementado protocolos de salud e higiene, como el uso de cubrebocas obligatorio para dar servicio, distanciamiento social y la entrada limitada a sus establecimientos.

No obstante, día a día se enfrentan a los clientes que omiten las medidas de seguridad, se molestan y hasta los han tratado de golpear, al recibir el llamado de tomarse la temperatura, colocarse el cubrebocas o el gel antibacterial.

“Muchos ya llegan aquí casi cayendo de borrachos, vienen a terminar su borrachera, se maneja mucho alcohol, poca policía visita y recorre los parques, los que cuidan, los delegados y encargados poco pueden hacer, pues es meterse en problemas, a mí no me han pagado algunos dulces a veces por ponerse locos”, contó una de las comerciantes de la zona de alimentos de La Marquesa.

Cabe destacar que el Estado de México y la zona que rodea a la Ciudad de México son epicentro de contagios, el municipio de Ocoyoacac es una demarcación colindante con la capital de la República y la zona turística espera visitantes de todos lados, lo que se convierte en un foco de contagios, más aún con la negligencia de los usuarios.

Actualmente, la entidad se encuentra en semáforo naranja, las actividades al aire libre son permitidas y los restaurantes cuentan con una reapertura limitada, pero de seguir con el alto número de contagios, y la negativa de la sociedad a cumplir con las recomendaciones, esta zona y muchas podrían volver a cerrar de manera indefinida.

Y es que no solamente se trata de la preocupación por un nuevo cierre, sino que la situación actual pone en peligro la integridad física de los comerciantes y sus empleados pues podrían contagiarse de este virus que ha causado miles de vidas en todo el país.

Con información de Guillermo Guadararama

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook