Para poder asistir al Super Bowl ambos funcionario debieron pagar por una entrada entre entre 200 mil y 500 mil pesos cada uno.

Por asistir a la edición 55 de Super Bowl, en la ciudad estadounidense de Tampa Bay, el coordinador del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), Carlos Aranza Doniz, y su asesor, José Fernando Gil García, fueron separados de sus cargos.

Los funcionarios mexiquenses viajaron a Tampa en medio de la crisis sanitaria por Covid-19 y fueron expuestos en redes sociales, incluso sin cubrebocas, esto, mientras en el Edomex más de 22 mil personas han muerto por covid, más de 28 mil convalecen de coronavirus en sus casas y más de 6 mil mexiquenses están internados, 3 mil de ellos en los hospitales de la entidad.

De acuerdo con información del gobierno del estado, la separación de Aranza Doniz y su asesor se da por su falta de sensibilidad.

Los boletos para asistir al Super Bowl oscilaban entre 200 mil y 500 mil pesos.

Pero no es el único escándalo que Aranza Doniz ha protagonizado en plena pandemia pues, pese a que su cargo era administrativo, recibió la vacuna contra la covid-19 el 24 de diciembre, día en que solo el personal de la primera línea de atención iba a recibir el biológico.

En esa ocasión se exhibió al ex director del Centro Médico Adolfo López Mateos, por haberse vacunado y facilitar la inoculación a su familia, pero del hoy ex coordinador del ISEM, no se dijo nada.

Actualmente por haber recibido la vacuna cuando aún no le correspondía, sólo la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) investiga.

Pedro Perez

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook