Empresarios del ramo restaurantero anunciaron que, con el Gobierno del Estado de México, se acordó que los dos siguientes fines de semana, es decir, el 6 y 7, y 13y 14 de febrero, se podrá dar servicio en mesa en espacios abiertos o terrazas al 40 por ciento hasta las 8:00 de la noche.

Lo anterior luego de que la reactivación se diera con restricciones para operar los fines de semana, que son los días de mayor venga para todo tipo de comercios y servicios.
Señalaron que, de lunes a viernes la operación de los restaurantes, seguirá igual en interiores al 30 por ciento y exteriores al 40 por ciento hasta las 8:00 de la noche, pasando esa hora, el servicio solo es a domicilio y para llevar.

Si bien reconocieron que esto es un avance, lamentaron que aún no es suficiente para poder equilibrar sus ingresos contra los gastos operativos.

“Estamos frente a un enfermo en etapa terminal, esa es la verdadera situación de la gran mayoría de los negocios, muchos están volviendo a aperturar pero no con muy buenas expectativas. Entendemos la posición de los servidores públicos en estar atentos con el tema de salud pero, desde el lado empresarial, y desde el lado comercial, ya también la situación es muy muy complicada, ¿no? Y también no tan sólo de los dueños de negocios sino de los colaboradores”.

De acuerdo con cifras de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) en el Estado de México, se tiene ya contabilizado el cierre de 10 mil unidades económicas del ramo en la entidad, lo que se traduce en 50 mil empleos que desaparecieron y 35 mil millones de pesos en pérdidas por lo que, si la situación no mejora o se encuentran mecanismos para rescatar al sector, se prevé un aumento del 100 por ciento en sus indicadores.

Pedro Pérez

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook