Se incluyen cubiertos, platos, globos, vasos y otros productos de plástico de un solo uso.

Desde el viernes primero de enero, en la Ciudad de México queda prohibida la comercialización, distribución y entrega de tenedores, cuchillos, cucharas, palitos mezcladores, platos, popotes o pajitas, bastoncillos para hisopos de algodón, globos y varillas para globos, vasos y sus tapas, charolas para transportar alimentos, aplicadores de tampones, fabricados total o parcialmente de plásticos, diseñados para su desecho después de un solo uso, excepto los que sean compostables.

Así lo señaló la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) capitalina, a través de la Dirección General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental (DGEIRA).

Este primero de enero entran en vigor las reformas a la Ley de Residuos Sólidos, donde se prohíbe la comercialización, distribución y entrega de plásticos desechables de un solo uso.

Desechables prohibidos

El principal objetivo con esta prohibición que entra en vigor a partir de hoy es lograr un consumo responsable, en donde las y los capitalinos sean cada vez más conscientes y dejen de usar plásticos de un solo uso para no generar contaminación a la ciudad y al planeta. Se trata de que cada vez seamos más conscientes y dejemos de usar plásticos desechables para no generar contaminación a la ciudad y al planeta”, aseguró Andrée Lilian Guigue Pérez, directora General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental (DGEIRA).

Cabe recordar que hace un año quedó prohibida la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico de un solo uso y hoy se suma esta nueva medida en pro del medio ambiente.

La Secretaría de Medio Ambiente informó que desde hace un mes inició la campaña “Ciudad sustentable, adiós a los desechables”, a través de la cual se busca sensibilizar y crear conciencia sobre la eliminación de estos productos de la vida cotidiana.

Entretanto, la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, recordó la medida este día a través de su cuenta de Twitter.

Con información de SEDEMA.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook