En pleno cierre del Buen Fin 2022, balacera en Plaza Mitikah

Una balacera en la recién inaugurada Plaza comercial Mítikah, producida este lunes 21 de noviembre —durante el último día del Buen Fin
En pleno cierre del Buen Fin 2022, balacera en Plaza Mitikah En pleno cierre del Buen Fin 2022, balacera en Plaza Mitikah En pleno cierre del Buen Fin 2022, balacera en Plaza Mitikah

Una balacera en la recién inaugurada Plaza comercial Mítikah, producida este lunes 21 de noviembre —durante el último día del Buen Fin—, dejó un lesionado, según ha informado el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana CDMX, Omar García Harfuch.

Por medio de Twitter, el funcionario señaló que elementos de la SSC realizaron la detención de una persona que habría asaltado a un transeúnte: “tuvo que efectuar disparos hiriendo al presunto delincuente que ya está detenido”, detalló Harfuch.

Balacera en Plaza Mitikah

La detención del presunto criminal estuvo a cargo de una mujer policía. El sujeto resultó herido de un pie, por lo que fue llevado a un hospital en calidad de detenido.

El hecho fue captado por una chica que, desde su vehículo, grabó el momento en que varias personas, entre ellas policías, corrían por el estacionamiento de la plaza. De pronto se escuchó un disparo. “Así las cosas en #Mitikah balazos, persecuciones y terror”, escribió la usuaria de Twitter @gabrielamsalum.

Leer además: Balacera contra policías deja dos personas muertas en Celaya

Se espera que en breve la Secretaría de Seguridad Pública amplíe la información relacionada con este hecho.

De acuerdo con Carlos Sigüenza Pliego, subdirector comercial de Parks Desarrolladora, la plaza ubicada al sur de la Ciudad de México tiene una afluencia de 60 mil personas por día.

Polémicas en Mitikah

Desde su apertura, en octubre pasado, el nuevo centro comercial Mitikah, un proyecto ubicado en el pueblo de Xoco, alcaldía Coyoacán, ha atravesado polémicas.

Los vecinos de este territorio histórico demandan que el proyecto inmobiliario ha encarecido la vida en la zona. Si antes padecían de un espacio y apoyo institucional, ahora el mayor rascacielos de la Ciudad de México los ha dejado sin recursos. “Mientras los edificios cuentan con piscina en la azotea y enormes cisternas, las casas de los alrededores luchan por la falta de agua”, cuenta un habitante del lugar.