¿Por qué suspendieron el concierto neonazi en Santa María la Ribera?

Las autoridades de la Ciudad de México suspendieron el Salón Pentathlón que albergó a cerca de 300 personas en un evento clandestino.
¿Por qué suspendieron el concierto neonazi en Santa María la Ribera? ¿Por qué suspendieron el concierto neonazi en Santa María la Ribera? ¿Por qué suspendieron el concierto neonazi en Santa María la Ribera?

El Secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, anunció que colocaron sellos de suspensión de actividades al Salón Pentathlón, ubicado en la colonia Santa María la Ribera, luego de que el pasado 29 de octubre se ofreciera un concierto clandestino con temática neonazi.

El Salón Pentatlón, en la colonia Santa María la Ribera, donde en días pasados se celebró un concierto fascista y nazi fue cerrado la tarde de ayer por autoridades del Invea”, escribió en redes sociales.

Leer además: #VIDEO Policía se convierte en héroe salvando la vida de una bebé que no podía respirar

El concierto neonazi en CDMX

El evento –que se tituló El imperio contraataca– convocó cerca de 300 asistentes que se caracterizaron por su ideología, a la que alabaron con gritos, suásticas, tatuajes nazis y hasta imágenes de Adolf Hitler.

Los boletos se vendieron en línea por un precio de mil 580 pesos a través de la Editorial Heidelberg, que promueve publicaciones de extrema derecha. Los colectivos habrían elegido la fecha en conmemoración de la culminación de la Marcha sobre Roma de Benito Mussolini, en 1922, y la fundación del partido fascista Falange, en España.

Aparentemente, la mayoría de las personas lucieron looks rapados al ritmo de las bandas –españolas y mexicanas– que animaron el ambiente.

¿Quiénes partiparían en el concierto neonazi?

Batallón de Castigo, Irreductibles, Last Chance, Suncity Skins, Royal Aces Convicted y Ejecución 1980 (quienes forman parte del movimiento RAC, Rock Against Communism por sus siglas en inglés) interpretaron sus canciones sobre el escenario.

Para el exclusivo ingreso al inmueble de la alcaldía Cuauhtémoc se utilizó un filtro de seguridad que incluía pasos como la verificación de la identidad verificada con un código QR.

Así quienes ingresaron también debían mostrar una identificación oficial al ser ubicados en la lista. La empresa Desperados División fue la encargada de la organización que hasta un día antes informó el lugar para evitar alguna filtración.